La Diputación de Ourense presentó ayer un informe del Observatorio Económico Ourensán sobre la comarca de O Carballiño que la ubica como la quinta en la provincia con mejor comportamiento en el censo de centros de trabajo, y genera el 11 por ciento de los empleos provinciales vinculados a los sectores de alta y media-alta tecnología. La presentación tuvo lugar en el salón de plenos del consistorio carballiñés a la que asistió el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, y el gerente del Inorde, acompañados por el alcalde, Argimiro Marnotes.

Este Observatorio es una herramienta de análisis económica, laboral, empresarial y social, enmarcada en el Plan Ourense 92- que puso en marcha la Diputación para conocer la situación de la provincia y sus comarcas.

Las conclusiones más destacadas del informe reflejan que esta comarca presenta una alta supervivencia empresarial pese al cierre de industrias representativas, y a pesar de la crisis económica las estadísticas muestran que el tejido empresarial ha resistido a un nivel que no se aparta mucho de la media provincial, y que mismo supera en este parámetro a otras zonas con fuerte contribución al Valor Añadido Bruto de Ourense, como Valdeorras, A Limia o el Ribeiro.

Según el estudio, O Carballiño es la quinta comarca ourensana con mejor comportamiento del censo de centros de trabajo, lo que revela un buen nivel de resistencia desde el punto de vista de la supervivencia empresarial.

Pero donde la crisis si muestra efectos más evidentes es en el mercado laboral, sobre todo en los municipios rurales de la comarca, que acumula el mayor crecimiento porcentual de paro registrado desde 2008, con una tasa de variación del 58 por ciento. Sin embargo, O Carballiño está entre las cinco comarcas ourensanas con mayor supervivencia de centros de trabajo.

En cuanto a la tecnología, un total de 383 trabajadores ejercían a finales de 2012 en los sectores de alta y de media-alta tecnología en esta comarca, siendo la segunda cifra más importante, solo por detrás de los 2.250 afiliados de la comarca de Ourense. O sea, O Carballiño genera el 11 por ciento de los puestos de trabajo provinciales vinculados a este sector, mientras que la siguiente unidad comarcal en peso relativo es Valdeorras, pero lejos de O Carballiño, con solo un 4,8 por ciento sobre el total de la provincia. Además, O Carballiño es junto con Viana la única comarca en la que creció en el último año el número de afiliaciones en este sector.

Además, es el territorio más especializado de Ourense en los sectores de alta y media-alta tecnología, sin embargo, el Observatorio detecta como dato negativo que, en el último año, sufrió un importante incremento del paro registrado.

El estudio señala que O Carballiño figura por detrás de las tres comarcas de la provincia en las que subió el número de centros de trabajo durante la crisis, Terra de Trives, Verín y Ourense, y justo a continuación de Allariz-Maceda, pero ocupa el quinto puesto entre las cabeceras comarcales que lograron aumentarlo. Pasó de 1.342 en 2007 a 1.378 en 2011.

Sin embargo, uno de los datos más preocupantes del estudio es el deterioro de actividad que registran los ocho municipios de la comarca. Entre 2007 y 2011 no hubo aumento de centros de trabajo en ninguno. En Punxín no hay tasa de variación ni positiva ni negativa, en Cea y Piñor hay descensos. Solo Maside consigue evitar una bajada inferior al 10 por ciento, mientras que San Amaro Boborás y O Irixo hacen que O Carballiño sea la segunda comarca con mayor aportación al ranking provincial de los 20 municipios que perdieron, en proporción, más centros de trabajo durante la crisis. Solo la comarca de A Limia presenta una contribución más alta, con siete concellos.