A las doce de la pasada madrugada daba comienzo la huelga indefinida de los trabajadores de la empresa concesionaria de los servicios de limpieza de la ciudad, Ecourense. Según afirman representantes de los sindicatos, la única reivindicación de este paro es la readmisión de una compañera tras un despido que califican de "indignante". Aseguran que llegarán "hasta las últimas consecuencias". Juan Antonio Conde Rúa explica que "en el momento que se produzca la readmisión desconvocaremos la huelga". Quiso destacar el apoyo de todos los compañeros con este hecho asegurando que es señal de lo justo de la causa.

El comienzo del paro coincide con el puente de Todos los Santos. Aunque en estas fechas mucha gente deja la ciudad, otra tanta vuelve. Personal de los servicios de limpieza explica que después de un festivo la acumulación de basura es mayor, con lo que la falta de recogida puede hacerse notar con mayor intensidad el martes.

Los servicios mínimos previstos para los días de huelga estarán formados por más de 30 operarios, con, entre otro equipamiento, tres camiones, una barredora, una baldeadora o un hidrolimpiador. Los convocantes consideran excesivos estos mínimos, ya no solo en la cantidad de efectivos sino en el número de servicios que puedan realizar, y recalcan que "esto es una huelga".

Parece que las lluvias pueden continuar durante las próximas jornadas, lo que, junto a la basura que se puede acumular a lo largo de la jornada en las calles, supondría alguna dificultad añadida para los habitantes de la ciudad.