La Confederación Intersindical Galega dio el pistoletazo de salida a los actos previos que se realizarán antes de la huelga general del 29 de septiembre. Según afirma Anxo Pérez, secretario confederal de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible, el acto de ayer en el Banesto fue simbólico, "pues es importante reubicar donde se encuentra el responsable de la crisis, que es la banca".

Se realizó una asamblea en la se intentaron apilar los cuadros sindicales de la CIG con los delegados y delegadas sindicales y representantes de las empresas. Estos últimos son los que transmiten toda la información necesaria del porqué de esta jornada de huelga general a los distintos trabajadores, declaró Anxo Pérez.

El secretario insiste en que "ahora es el momento de concentrarse y luchar por los derechos de los trabajadores". En la movilización de ayer estuvieron presentes 150 personas, que es una asistencia muy significativa," pues los sindicatos se encuentran en un período de cambio, de renovación de los diferentes cargos sindicales, en cambio la patronal nunca se renueva", declaró Anxo Pérez.

Desde la CIG están seguros de que la huelga contará con todo el apoyo necesario por parte de los trabajadores. "Estamos seguros que de que va a salir adelante, los trabajadores siempre que se trata de acontecimientos de este calibre responden, pues no son comunes, ya que se convocan cuando la situación se puede volver insostenible" ,manifiesta el secretario confederal.

La CIG tiene preparado un programa de actos que servirán para dar información del porqué es necesario luchar por los derechos del proletariado.