El Ministerio de Defensa luchará contra el "cáncer de los malnacidos" que provocan los incendios. Carme Chacón mostró con esta vehemencia el compromiso de su departamento para atajar el fuego en Galicia durante la visita que realizó a Laza. Los incendiarios, dijo, "son conscientes de que los fuegos pueden causar no sólo destrozos medioambientales sino también pérdida de vidas", algo que este verano sucedió en Galicia con la muerte de dos brigadistas en Fornelos de Montes.

A pesar de sus declaraciones, Chacón eludió pronunciarse sobre la posible intencionalidad del fuego de Laza y pidió aguardar a que la investigación determine las causas. La Xunta, por su parte, cree que ha sido provocado, de acuerdo a los primeros indicios, según afirmó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

También el conselleiro Samuel Juárez insistió en su visita a Laza, al encuentro de la ministra, en la intencionalidad de este fuego: "Aparentemente fue provocado porque en el medio de una serranía sólo se producen incendios por causas naturales y nos consta que aquel día no se registró ninguna tormenta de rayos". Además, descartó otra posible causa natural derivada de la acción humana pues "no hay ninguna población cerca". Es decir, que al lugar en el que se inició el fuego el pasado domingo hay que ir adrede.

Con todo, la ministra Carme Chacón, acompañada de Samuel Juárez y el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, elogió el "trabajo incansable" de los miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que trabajaron en el fuego de Laza "durante toda la noche".

Finalmente, aplaudió la colaboración con el servicio de extinción autonómico. "Como es habitual en la UME, la coordinación con el municipio, con la Xunta y con el Ministerio de Medio Ambiente es muy buena y creemos que ése es el objetivo, centrarnos en la lucha contra los incendios", concluyó.

Samuel Juárez reconoció ayer que cuando se originó el fuego de Laza había "otros 5 ó 6 focos importantes en el entorno" y admitió que "es posible que si hubiésemos destinado más medios" se hubiese evitado la propagación del fuego, sin embargo, añade, "lo difícil es tomar las decisiones en el momento".

Para Juárez, 2010 está siendo un "año difícil climatológicamente" pero se muestra satisfecho de que "los medios responden" ante las incidencias del fuego. "Lo malo es cuando un incendio se va en superficie", concluye.