X.M. del Caño / OURENSE

Mercadona completó en la jornada de ayer la documentación que le permitirá proseguir las obras en Mariñamansa, una vez que la sección de Urbanismo, al frente de la que se encuentra José Luis Rodríguez Cid, levante la orden de paralización que emitió la semana pasada, como consecuencia de una denuncia que había presentado un vecino de la zona. La firma comercial mantiene la fecha de apertura para el primer semestre, por lo que podría inaugurarse en el mes de mayo o junio.

Tras la denuncia pública que realizó el PSOE, haciéndose eco del recurso presentado por un particular, sobre posibles carencias, y la que posteriormente emitió la CIG recalcando que la firma comercial contaba con licencia para "obra menor y que estaba ejecutando obra mayor", el concejal de Urbanismo confirma que la situación "es fácilmente subsanable". Y anuncia que el proyecto de obras se desbloqueará en el momento que los técnicos municipales estudien el contenido de la documentación aportada por la cadena comercial. "En breve tiempo se le podrá dar la licencia, sin problema ninguno".

Lo más relevante de la situación, según Rodríguez Cid, es que no está en discusión que la plaza sea de uso público, pero el subsuelo de la misma tiene titularidad privada y puede dedicarse a uso comercial, tal como se aprobó por unanimidad en la junta de compensación y consta en el Plan de Urbanismo de la ciudad.

El vista de estas circunstancias, Rodríguez Cid insiste en que la apertura del supermercado "no tiene ningún problema. Hoy aportaron nueva documentación, que se suma al expediente abierto en el Concello. Y luego se le dará el permiso correspondiente, sin mayor dificultad, siempre que las obras se adapten al proyecto. Yo espero que sea así".

Rodríguez Cid recuerda que paralizó los trabajos, "debido a que un vecino alega que Mercadona estaba realizando una obra mayor, pese a que sólo tenía permiso para hacer una obra menor. Se comprobó y, efectivamente, fue lo que se hizo", proceder a la paralización de las obras, pese a que la cadena comercial ya había presentado en el concello el proyecto de obra mayor, aunque con la carencia de alguna documentación que estuvo aportando en el transcurso de la semana pasada y en la jornada de ayer.

Rodríguez Cid explica que la suspensión de obras "se debe a que los técnicos, al revisar el expediente de obra mayor que presentó Mercadona, comprobaron que la firma comercial no había entregado alguna documentación que le habían requerido". Y recalca: "El expediente está en el concello desde el año 2006".

"Nos pilló por medio este tema, como si coge a otro"

La responsable de relaciones externas de Mercadona, Carmen Fernández Vilas, atribuye la suspensión de las obras al clima de confrontación política que se genera en fechas próximas a una campaña electoral. "Nos pilló por medio este tema, como si coge a otro". Atribuye la paralización de las tareas, "a la carencia de unos documentos que ya se han aportado al expediente, en coordinación con nuestro departamento jurídico de Valencia. Pero esto no es nada excepcional, es algo que nos pasa en un montón de sitios".

Carmen Fernández advierte de que "Mercadona, en todo caso, nunca va a meterse en nada ilegal, dado el volumen de inversión que realiza. No podemos gastar 1,3 millones de euros, que es el coste de las obras de este supermercado, sin estar seguros de su legalidad".

El supermercado de Mercadona en Mariñamansa tendrá una superficie de 1.527 metros cuadrados. Proporcionará trabajo a 32 personas del municipio de Ourense, donde tiene dos establecimientos más.