La Consellería de Cultura esperará a conocer el contenido íntegro del recurso del Concello de Ourense contra la declaración de As Burgas como Bien de Interés Cultural (BIC) para emitir una valoración pública sobre el mismo.

De todas formas, y con los primeros datos de los que dispone, el delegado provincial, Xosé Carlos Sierra, manifestaba ayer que "no tiene sentido" ir contra una figura que "se ha tramitado y ejecutado de forma impecable" por parte de los técnicos de la Administración autonómica.

El recurso municipal ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo no afecta en absoluto a la declaración de BIC y fuentes de la Consellería explicaban ayer que "se seguirán dando en la zona los pasos que estaban previstos", por lo menos, hasta que los jueces no resuelvan.

En todo caso, Sierra entiende que la delimitación del BIC, que es a lo que se opone el Gobierno local, es responsabilidad de los técnicos de la Consellería y, por lo tanto, es de suponer que "el recurso por vía judicial sólo se pronuncie sobre la legalidad de la tramitación del expediente" y no se posicione sobre la decisión de incluir el Parque Barbaña y la antigua cárcel y dejar fuera la Alameda, principal punto de discrepancia entre Xunta y Concello.

Escrupuloso

Pese a su confianza absoluta en la "escrupulosa tramitación del BIC das Burgas" y con el objetivo de no fomentar las diferencias con la Administración local, Sierra se muestra conciliador y ayer aseguraba que "Cultura respeta la decisión adoptada por el Concello de Ourense, pues la Constitución avala el derecho a recurrir por parte de cualquier institución".

Eso sí, el delegado destacaba que la de la corporación ourensana "es una decisión sin precedentes y difícil de entender, teniendo en cuenta que estamos hablando de una figura que engrandece y viene a proteger un lugar emblemático para la ciudad".

El concello cree que "no es justo con los vecinos"

La decisión de recurrir el BIC por vía judicial ante el Contencioso-Administrativo se adoptó en la junta de gobierno celebrada el jueves. Ayer, el concejal de Urbanismo, José Luis Rodríguez Cid, explicaba que aún no se ha podido pero que "en los próximo días se tramitarán los papeles".

Como ya manifestara el Concello a la conselleira de Cultura, Rodríguez Cid considera que la decisión "no es justa y perjudica a los vecinos que viven en la zona y que estaban promoviendo reformas".

También se refirió a este tema el concejal de Termalismo, Aurelio Gómez Villar, quien aboga por limitar el perímetro de protección a los manantiales, "igual" a la fórmula elegida con otros monumentos de la ciudad "como el liceo, la Catedral o el cementerio de San Francisco".

El recurso presentado obedece, en su opinión, al "empecinamiento" de Cultura en "no querer atender la posición mantenida por el Concello" y en no prestar atención a las "mil alegaciones presentadas para que se cambiase el perímetro inicialmente planteado, que es el que se aprobó".