La titular del Juzgado número 2 de Verín decreto ayer el ingreso en el centro penitenciario de Pereiro de Aguiar de Juan Carlos G. J., por su presunta implicación en un delito de tráfico de drogas, mientras que a su mujer, Romina, la dejaba en libertad con cargos.

El que también ingresó en prisión, en la denominada "operación Vértice", nombre del comercio de zapatería que el matrimonio tiene en Verín, pero en este caso en la de A Lama (Pontevedra), fue el joven cambadés, O.E.G, de 28 años, por su supuesta implicación en la venta de droga.

El matrimonio formado por Juan Carlos G.J., natural de la República Dominicana, aunque lleva viviendo muchos años en Verín, y Romina, erá detenido en la propia tienda de zapatos, después de que les fuese incautados más de 300 gramos de cocaína, así como algo más de 9.000 euros en metálico.

Efectivos de la Guardia Civil había montado desde hace algún tiempo un dispositivo que finalmente llevó a la detención de matrimonio, sobre el que había fundadas sospechas de que podrían estar relacionados con el tráfico de droga.

A pesar de que la operación sigue abierta, según indicaron fuentes oficiales, el matrimonio de Verín podría estar relacionado con un grupo que se dedicaba a la distribución de droga, debido a las detenciones que se produjeron en otros zonas de Galicia, como es el caso del joven de Cambados.

En el caso del joven cambadés, se le estaría imputando, entre otros posibles delitos, la entrega de una cantidad de aproximadamente 200 gramos de droga en Ourense. En el mercado negro, y vendida al por menor, esta cocaína podría alcanzar un valor de hasta 12.000 euros.

A raíz de la detención de O.E.G., a las dos de la madrugada del jueves, la Guardia Civil efectuó diversos registros. Uno de ellos se llevó a cabo al filo de las siete de la tarde en una vivienda de las calle Os Olmos.

Los efectivos de la Guardia Civil intervenían 10.000 euros en metálico, una motocicleta y numerosa documentación "que está siendo investigada para haber si arroja más luz a la operación", según señalaron fuentes de la propia investigación. Los registros continuaron en el día de ayer en otras viviendas.