El Concello de Ourense puso en marcha las obras del futuro centro multiusos municipal, que se ubica en las antiguas viviendas de Renfe, propiedad municipal, en la calle Eulogio Gómez Franqueira, en el barrio de A Ponte, y que servirá para prestar atención a personas mayores, lugar de actividad para jóvenes, y también para los niños de parejas que deben conciliar la vida familiar y laboral, y se encuentren con dificultades para poder encontrar un lugar donde dejarlos.

En la visita que realizó en la jornada de ayer el alcalde Manuel Cabezas, que estuvo acompañado por el concejal de Urbanismo, Enrique Novoa, y el de Servicios Sociais, Francisco Muñoz, destaca la importancia de un proyecto, que cuenta con un presupuesto de 216.364 euros, y que se lleva a cabo merced al convenio de colaboración que se suscribió en su momento con la Consellería de Asuntos Sociais.

Así, subraya que el concello se había fijado, en el momento de realizar las actuaciones de recuperación de la zona, la puesta en funcionamiento de un centro multiusos para dar respuesta a las necesidades del barrio de A Ponte, en el que se ubican 28.000 habitantes, del total de 108.6000 que tiene el concello de Ourense.

En cuanto a los plazos, Manuel Cabezas dijo que antes de finalizar el presente año pueda estar concluida lo que es la primera fase, que consiste en el derribo de la estructura que actualmente tenían las viviendas y las obras de cimentación, para a continuación proceder a la rehabilitación interior del edificio, y que éste pueda estar operativo a finales del verano de 2006.

Para el alcalde, después de que los responsables de la empresa le explicasen el desarrollo de las obras que se llevan a cabo, el objetivo fundamental, "ante las necesidades que existen en el barrio y que hemos detectado", es la de prestar atención a las personas de la tercera edad, a los jóvenes y también a los menores, aunque no se descarta que más adelante pueda tener algún uso más, que aún está por concretar.

Se trata de un edificio con un espacio importante en lo que se refiere a los metros cuadrados útiles de que disponen, en los que que se van a construir un total de tres plantas con diferentes servicios, y que inicialmente será atendido por personal del propio concello de Ourense.

Lo que también espera Manuel Cabezas es poder contar con la colaboración de la Xunta de Galicia, y en concreto con el departamento de Bienestar Social, que ahora pasó a depender del vicepresidente del Gobierno, Anxo Quintana.

A este respecto, incide en la necesidad de "seguir en esa misma línea de colaboración, y que ha permitido poder desarrollar un proyecto de estas características", que pretende dinamizar una zona tan importante de la ciudad como es la de A Ponte.

En esa zona se encuentra un área deportiva y un espacio verde, que se desarrolló en la primera fase del proyecto, y que desde hace tiempo se ha puesto a disposición de los ciudadanos.