La Policía Nacional de Ourense detuvo a cuatro individuos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, entre los que se encuentra el ex policía nacional Manuel V., que cuenta con numerosos antecedentes por delitos similares y por lo que fue expulsado del cuerpo hace años. Ayer prestaron declaración durante más de cuatro horas y el titular del Juzgado Número 7, Antonio Rodríguez, decretó el ingreso en prisión para el ex agente, mientras que los otros tres detenidos quedaban en libertad con cargos. Además, se procedió al arresto, por estancia irregular, de Clara G.M., ciudadana colombiana, que fue puesta en libertad por el Grupo Operativo de Extranjeros de la comisaría ourensana.

Además de Manuel V., de 50 años, los otros tres detenidos son Manuel P.V., de 46 años, Juan Carlos U.V., de 49 años y César L.F., de 45 años y natural de Asturias. Se les atribuye, como consecuencia de seis registros realizados en los distintos domicilios que tienen, así como en la interceptación de algunos de sus vehículos, la posesión de 990 gramos de heroína, 114 gramos de hachís, 2.400 euros en efectivo, un rifle, una caja con balas, una báscula de precisión y otra grande con sus platillos, numerosos cartuchos, 12 bolsas de goma utilizadas para introducir la droga y numerosas cajas de café presuntamente sustraídas en una nave industrial de Gustei-Os Peares, valoradas en 8.285 euros.

Las investigaciones policiales comenzaron a principios del pasado año y culminaron el lunes con las detenciones. Los agentes pusieron en marcha un dispositivo de vigilancia el pasado lunes, ya que en las últimas fechas detectaron que Manuel V. realizaba frecuentes viajes en distintos automóviles a sus casas de Taboadela, permaneciendo poco tiempo en las mismas, regresando posteriormente a Ourense, lo que hizo sospechar que los mencionados viajes se producían para transportar droga que se distribuía en la capital.

El lunes, dos vehículos, un Seat Córdoba y un Mercedes, ambos de la citada vivienda, recibieron el alto a un kilómetro de la casa. El Seat Córdoba, conducido por Manuel V., inició la huida golpeando en la misma un vehículo policial. A causa del golpe, perdió el control y quedó atrapado en la cuneta, por lo que pudo ser detenido.

El Mercedes iba ocupado por Manuel P.V., César L.F., Clara G.M. y un menor (estos dos últimos, compañera sentimental y sobrino de Manuel V.M., respectivamente). De los asientos delanteros fue arrojada una bolsa con 117 gramos de hachís, procediendo a la detención de estos dos individuos y posteriormente, de los restantes.

Expulsado de la Policía

A Manuel V. se le vinculaba desde hace años con el tráfico de drogas y fue expulsado de la Policía Nacional por la comisión de este tipo de delitos, habiendo siendo detenido en 1984 por posesión de un kilogramo de hachís y en el año 1987 por 250 gramos de cocaína. Asimismo, se le relaciona con otros delitos, tales como la importación de vehículos sustraídos en otros países para posteriormente venderlos en España.

En noviembre de 1995 se detuvo en Portugal a ocho individuos integrantes de una organización internacional dedicada al tráfico de drogas, en la que se intervinieron 5,5 kilogramos de heroína y 3 kilogramos de cocaína. Entre esas ocho personas se encontraban César L.F. (detenido en la actual operación); les vieron acompañados del ex agente, que pudo huir cuando se practicaron las mencionadas detenciones en Portugal.

Según la Policía Nacional, otras personas vinculadas con Manuel V.M. son Manuel P.V., también detenido, así como Benjamín B.I, conocido traficante de drogas a mediana-gran escala con múltiples antecedentes por distintas actividades delictivas y que fue detenido el 15 de abril de este mismo año.