Tienen toda la razón del mundo. Aperfasa y Unións Agrarias. En sus declaraciones, dejan bien claro que es el jabalí y la fauna salvaje quienes, con los daños que generan, hunden a los que viven del campo, de la ganadería.

Los daños generados por la fauna cinegética, en propiedad, dentro del perímetro de los tecores, tienen que ser pagados por dichos tecores. Si no lo hacen, lo lógico es que sean denunciados sin más contemplaciones.

Existen tecores responsables contratando un seguro para esas situaciones. En cambio, otros ni les peta la gana de disponer de un seguro ni de pagar; no acatan sentencias, se pasan las leyes por el forro. Y, además, quieren que se modifiquen las leyes. Creen que se pueden aprobar leyes como churros. Y lo peor es que existen políticos que les siguen el juego. Y algunos representantes de cazadores ante la Xunta también.

En este caso, quieren que se modifique la ley de caza para que sea la Xunta la que responda económicamente a los daños generados.

Quienes recurren a la justicia para que se aplique la ley actual no están en guerra con nadie, no dividen a nadie. El problema tiene fácil solución. Los tecores son los responsables de pagar los daños que producen los animales salvajes dentro del perímetro de sus terrenos. Si no lo hacen porque no quieren, porque no pueden, pues se cierran dichos tecores. Y esos terrenos pasarán a ser tecores autonómicos de Galicia. Todos a cazar, todos a pagar, cada uno a cumplir con su deber.

Existe un altísimo porcentaje de cazadores que piensan así. Y, hablando del jabalí, yo pregunto, ¿por qué los que quieren cambiar la ley se oponen a su caza? La Consellería de Medio Ambiente, en el año 2019, informó que se permitiría la caza del jabalí “al salto” y en “mano”. Así lo recogieron los medios de comunicación. A día de hoy esa promesa de la Xunta de Galicia aún no se ha hecho realidad.

Con esta carta quiero dar las gracias a Unións Agrarias, a la Asociación de Perxudicados pola Fauna Salvaxe en Galicia (Aperfasa), y a otros muchos por la posición fijada en este asunto.

Viva la caza. Sí a la caza en todas las modalidades. Cumplamos todos la ley. Acatémosla siempre. Los cazadores debemos dar ejemplo.