Es fundamental que los ciudadanos además del qué y el cómo, de una futura acción de gobierno, conozcan a los que van a ser los responsables. La oposición debería, en España nunca se ha hecho, informar sobre las personas, los políticos, los técnicos, los especialistas que van a gestionar en un futuro las cosas que les interesan.

Cada vez se habla más de un cambio de ciclo, y las encuestas van desgranando que el Partido Popular tiene claras opciones de gobernar tras las próximas elecciones generales.

Aun dejando a un lado las predicciones que serán, en su día, más o menos acertadas, es evidente que los populares tienen que empezar a pensar en prepararse no solamente para gobernar, sino también para que esa llegada a La Moncloa sea propiciada por una oferta clara a los españoles y proporcione información y alternativas, lo más detalladas posible, de lo qué va a ser ese gobierno y lo que hará el hipotético Consejo de Ministros presidido, es lo más normal, por Casado.

Lo contrario, limitarse a la bronca semanal de la crítica al Gobierno, este día, miércoles, y a esta hora, es ir a remolque y condenarse a hablar y a tratar solamente de los asuntos que interesan a quienes están en el poder.