Un joven de unos 20 años de edad resultó herido la pasada noche cuando el coche que conducía, un Citroën Xantia, se salió de la vía en la travesía Ramón Cabanillas, a la altura del número 115, en A Martinga, motivado quizás a la lluvia. El vehículo colisonó contra una farola y acabó empotrado en la pared de una vivienda sin que hubiera más desgracias personales.

El joven, con el carné recién aprobado, fue trasladado a urgencias de Moaña, herido aunque en principio sin gravedad.

Hasta el lugar se desplazó la Policía Local que previamente también había acudido a otra salida de vía en la carretera de Marín a Moaña, a la altura del barrio de Quintela, en la que un Peugeot 306 perdió el control y colisionó contra otro coche estacionado, sin heridos.