Soy afortunada, soy superviviente. Soy millonaria en amigos, verdaderos amigos. Soy feliz. No me asusta la muerte. Si me asusta sufrir. Lloré el día que me dijeron que tenía cáncer pero no lloré de pena. Lloré de alegría€ De alegría de sentirme protegida, querida, amada, mimada. A todas las personas que padecen cáncer os animo, os deseo lo mejor.

Os animo a que contéis a vuestros seres queridos que tenéis cáncer€. pero que queda mucho por hacer y que estamos aquí y que cuenten con vosotros.

Doy las gracias a equipo médico DUE, auxiliares, celadores, secretaría, equipo de limpieza, cocina, seguridad, etc. del Hospital Meixoeiro de Vigo.

Doy las gracias a mis amigos, los antiguos y los nuevos, por vuestro apoyo y vuestras risas.

Doy las gracias a mis compañeros de trabajo. Los grandes problemas los ves desde un prisma diferente.

Han pasado 3 años€ Y sigo aquí.