Es curioso que mientras por toda España está pasando una ola de frío terrible, aquí en Vilagarcía de Arousa, los responsables de la Biblioteca Municipal, se hayan quedado sin gasoil para el suministro de la calefacción. Pero vayamos por partes, porque la historia aún es más divertida... Ese "problemilla" digamos que es subsanable, el gasoil llegará y volverá a funcionar la calefacción. Pero en las instalaciones donde se asienta la Biblioteca, un buen día a alguien no sé a quién, se le ocurrió que sería buena idea crear una sala de estudio, en lo que antiguamente era el único auditorio de la ciudad.

Bueno, se puede decir que la idea no era mala, efectivamente una sala de estudio con amplias mesas, luz individual y hasta conexión a internet, se puede decir que da el pego. Políticamente correcto, hemos cumplido, tenemos una sala de estudio, pero eso sí estudiar es casi una tarea imposible. Imagínense la "Sala"...; amplia, techos altos, totalmente oscura, no hay una sola ventana, especialmente húmeda e insoportablemente fría.

Después de más de seis meses acudiendo a diario a estudiar, y no siendo capaz de permanecer más de dos horas seguidas sin congelarme, he preguntado en infinidad de ocasiones por qué no había calefacción en esa sala, pero ese no es el problema, sí la hay, lo que ocurre es que si la encienden, los del piso de arriba de la Biblioteca, se mueren de calor, curioso ¿no? Por eso quisiera hacerle una pregunta a los responsables, ya que estamos en campaña por si surte efecto. ¿Es posible que en pleno siglo XXI, con todos los adelantos que tenemos nos sintamos orgullosos de tener una Biblioteca Municipal (la única que hay) con un sistema de calefacción tan arcaico?

Yo les invito a todos a la reflexión, antes que tanto AVE, que tantas altas tecnologías, señores responsables ocúpense de lo más básico, los servicios mínimos que hay que prestar a los ciudadanos. Y tener una "Sala de Estudio", donde resulta imposible estudiar, por algo tan triste como pasar frío, en los años en los que estamos me parece cuanto menos un insulto a la ciudad de Vilagarcía. Tomen nota los candidatos e intenten mejorar los servicios básicos de esta ciudad, que no creo que sea tanto pedir, unas instalaciones en condiciones para que los ciudadanos de Vilagarcía y/o alrededores puedan estudiar.

Silvia Lema Pedreira - Vilagarcía de Arousa