En principio el título de mi carta iba a ser "baja maternal", pero visto que se ha aprobado la ley de igualdad, podré hablar de ese tema pero abarcando muchos más. Ya es hora de que en España se igualen las condiciones laborales entre el hombre y la mujer, así como en otros aspectos en los que se sufre discriminación o condicionamiento de la personalidad (publicidad, educación etc.).

Me hace gracia la distinción hombre-mujer, parece que somos prehistóricos. Lo que importa es el concepto "personas" independientemente de su sexo, no creo que la capacidad de trabajo, o la eficacia dependa de nuestro sexo.

Asimismo me parece sorprendente que en España estemos, una vez más, a la cola de Europa en determinados temas, como por ejemplo el de la baja por maternidad. Suena increíble hablar de 4 meses de baja, cuando como mínimo los expertos aconsejan 6 meses de lactancia materna; separamos a los hijos del vínculo de su madre o padre rápidamente por la vuelta al mundo laboral, y tal y como está la vida hoy en día como para proponerse el no trabajar y dedicarnos a nuestros hijos.

De la misma manera no percibimos los mismos tipos de ayudas por baja maternal que otros países europeos; los que aquí nos proporcionan son ridículos, para esto no hay dinero, pero sí para subvencionar la Fundación Francisco Franco, la iglesia, el armamento... Realmente absurdo; deberían pensar que los impuestos los pagamos todos y la gran mayoría creemos que ese dinero debería ir destinado a cosas más importantes como ayudas, sanidad, educación.

De todas formas volviendo a la ley de igualdad ahora que ya tenemos una, veremos su resultado en la práctica real.

Jorge Alvarez Figueroa - Vigo