En puertas de la primavera nuevamente me dirijo a nuestras autoridades y en especial a la Alcaldesa de Vigo, con la esperanza de ser atendido, para que inste a nuestros servicios en el Ayuntamiento a que realicen un nuevo trabajo de limpieza en varias calles de Vigo, ya que sólo podrán recuperar deshechos de aquellos "costosos añadidos artificiales" que hace cuatro meses han clavado en árboles y farolas, al parecer "adornos, luces y cableado, de intención navideña". Lógicamente, a estas alturas (caso único en todos los ayuntamientos gallegos) están deteriorados por la inclemencias climáticas, constituyendo buena parte de ellos un peligro para la integridad física de los ciudadanos, con el añadido de que estos "adornos" están haciendo sufrir-tortura a la vegetación tropical (no autóctona) plantada por el Ayuntamiento en distintas zonas, como por ejemplo en toda la Travesía de Vigo.

Aprovecho para solicitar a los colectivos ecologistas locales, si realmente existen, que abran los ojos y realicen su cometido.

Juan Juan Noble - Vigo