Nació en Panxón, bancario de profesión, socialista por convicción y número ocho por democrática decisión. Y para acabar esta rima, que arrima, nunca te fallarán los de la quinta provincia, los de la emigración.

En el Sotomayor de Nigrán, hace casi treinta años se escuchaban tus palabras casi clandestinamente con entusiasmo. Más tarde en el Náutico de Panxón, pero siempre con el mismo pensamiento, algún día llegará el momento de cambiar las estructuras que proporcionen una mejor calidad de vida.

Hace algo más de un mes alguien me llamó desde la quinta provincia con la convicción de que habría un cambio de Gobierno aquí, en la Galicia española. Cuando se te comunicó, tuviste el lógico escepticismo, pero al mismo tiempo confiabas en nuestros "galeguiños", que no se han ido a las américas a hacer turismo. Todo lo contario, han dejado lo que más querían, sus ancestros.

No obstante, no han perdido la memoria sobre todo la histórica. Esos han hecho posible el cambio. Los de Vigo, del Valle Miñor, de Cangas, Redondela...

Confiamos en que has de ennoblecer el cargo que hoy ocupas y que nunca olvides tus orígenes.

Ayer, aún había escépticos, mañana, entre las personas que habéis sido escogidas para representar y llevar a buen fin el futuro de Galicia, espero liméis asperezas, de concepto, y os volquéis en el único objetivo que no es otro que el bienestar de todos y cada uno de los gallegos, y en definitiva de todos los habitantes de España.

Juan Carlos M. Ripoll o Vigo