Opinión | EL BOLETÍN DEL DIRECTOR

De fiesta

El director de FARO, Rogelio Garrido, analiza los temas claves de la actualidad de esta semana

El director de FARO, Rogelio Garrido, analiza los temas claves de la actualidad de esta semana

El director de FARO, Rogelio Garrido, analiza los temas claves de la actualidad de esta semana / FDV

En este oficio no hay dos días iguales y esta es una de las cosas que enganchan, pero esta ha sido una semana particularmente especial. Al igual que institutos y universidades festejan sus graduaciones, en el periódico celebramos desde hace casi una década nuestra particular fiesta: la gala de FARO da Escola. Más de 1.400 estudiantes de medio centenar de colegios se reúnen para recoger los premios por los periódicos que han elaborado durante el curso. Por mi cargo, debo asistir a eventos de toda naturaleza, pero este es uno de mis preferidos. Ver a los niños alzando, orgullosos, sus periódicos −porque los han hecho ellos−, es una imagen que me hace creer, espero que no ingenuamente, que el oficio tiene futuro. Que de entre esos niños saldrán los nuevos periodistas y, sobre todo, que ahí están nuestros lectores de mañana.

FARO da Escola es una iniciativa educativa única en Galicia que pretende fomentar valores. Que aspira a forjar ciudadanos. Queremos que lo niños piensen, busquen, pregunten, compartan, debatan y escriban. Que lean y se enfrenten al mundo con espíritu abierto, crítico, sin prejuicios. Observando el martes a los pequeños, felices, blandiendo sus faros, me asaltó la morriña del niño que fui. Ese crío que, cuando un adusto −por ser elegante− profesor le preguntó qué quería ser de mayor, contestó periodista. Un día que nunca olvidaré, porque ese profesor, con la sensibilidad de una piedra, se partió de risa: “Periodista, jajaja”. Mis compañeros de clase, qué iban a hacer los muy…, se sumaron al jolgorio.

Bueno, ya ven cómo ha acabado la historia. Por fortuna vivimos otros tiempos. Hoy decenas de maestros coordinan los periódicos de FARO da Escola. Ellos son los motores de un proyecto del que me siento orgulloso. Muchas gracias a todos.

Hubo una segunda fiesta, y alguno ya estará pensando qué bien se lo pasa este tipo. Esperen un minuto, porque esta fue de las serias. Por primera vez entregábamos, de la mano del Banco Sabadell, los premios a las empresas excelentes de 2023. A una selección, claro, porque si no estaríamos todavía dando galardones. FARO ha dado amplia información de la gala, así que no sigo por ahí. Pero me gustaría aprovechar para levantar la bandera del periodismo económico que se hace en esta casa. En otros boletines ya les he hablado de José CarneiroLara Graña o Julio Pérez. Hoy les toca a otros dos periodistas que merecen unas líneas. Adrián Amoedo es una referencia nacional en la información del mar. Y cuando digo nacional, igual me quedo corto. No es una conjetura, lo sé, porque me lo han comentado en repetidas ocasiones importantes actores del sector. Acostumbrado a recibir quejas −algunas fundamentadas, la mayoría caprichosas− de los asuntos más variopintos, me agrada escuchar elogios por el trabajo bien hecho. Esta semana Amoedo nos trajo al pez limón y la cherna. Vayan familiarizándose con los dos bichos, porque no muy tarde se los van a comer. Como futbolista choqueiro que fue, Adrián es un profesional versátil que se faja con solvencia en el campo del motor, entre otras canchas.

Imagen

El boletín del director

Si quieres recibir este análisis de la actualidad cada viernes en tu correo tan solo debes activar este boletín en nuestra página web

Me apunto

A su lado se sienta el risueño Jorge Garnelo, una promesa que aprende rápido (qué remedio). Su última aportación: un proyecto millonario para electrificar barcos. Como tiene la suerte de convivir con buenos maestros, sus enfoques adquieren cada vez más peso. Y no es fácil. La información económica es un territorio complejo, con muchas aristas, habitado por lectores formados, exigentes y críticos, esos que leen hasta el final. Por eso debemos ofrecerles el máximo rigor. Ya saben, con las cosas del comer, bromas las justas.

La Biblioteca Braille de la Once en Vigo cuenta con un club de lectura

Pedro Fernández

Antes de acabar, me gustaría recomendarles el reportaje sobre el club de lectura de la ONCE. Lo firma Carolina Sertal, una periodista con especial sensibilidad para abordar asuntos que en muchos periódicos serían marginales, pero que en FARO van en primera página. Sus historias nos muestran la cara menos visible de una sociedad acostumbrada a poner el foco en el éxito. Historias que te golpean y hacen que te pares a pensar: ¿Pero, vamos a ver, y yo de qué me quejo?

Coda. Pese a que algunos no lo crean, los directores de periódico son humanos y también necesitan descansar, aunque sea un poquito. No se vayan muy lejos porque volveré. Cuídense.

Suscríbete para seguir leyendo