Opinión

Cuatro Cosas

El gozo en un pozo: lo de Ana –Miranda– como eurodiputada se ha quedado en fijo discontinuo, como dijo algún malévolo. La cosa está en que tendrá que repartirse su coalición el tiempo en función de los votos recibidos, y en ese terreno el BNG lleva las de perder. No obstante, y tras un ajuste, la gallega podrá incorporarse a comisiones parlamentarias y otros usos como si no tuviera que rotar. Lo que dejó claro el Bloque es que no reniega en absoluto de sus compañeros de viaje, porque si no, agua. ¿Eh...?

Más perjudicado, en cierto modo, resulta el aspirante del nacionalismo gallego inscrito en la misma lista, Bieito Lobeira. Miembro activo de la UPG, el veterano –más por la práctica que por la edad– político podría incorporarse como colaborador directo de Miranda, pero la hipótesis se planteaba antes de conocerse los matices citados, o sea, la hipótesis de un eurodiputado nacionata durante cinco años. En todo caso, la función de vigilancia se mantiene por si las esencias padecieran el riesgo de complicarse. Uyuyuy...

En otro orden de cosas, avecilla advierte a los habituales desmentidores oficiales del PPdeG en Vigo de que la posibilidad de un nuevo partido ni es un invento ni está descartada. Por tanto, sus intentos de levantar la veda para cazar pájaros tienen poco sentido. Por cierto: ya hubo reuniones preparatorias discretas, mantenidas –por si acaso– en los alrededores de la gran urbe viguesa. Existe, confirma Anacleto, un ambiente bastante propicio al de nuevas siglas. Como pasó en Ourense. Por ejemplo. Jo...

Hablando de Ourense, el pajarillo cantor advierte, en cambio, que no hay muchas posibilidades de que prospere la moción de censura del PSOE contra el alcalde jacomita. Como ya os dijo en su momento, la clave está en la Diputación y eso, en un sentido o en otro, implica que la última palabra popular la dirá la corte jacobea. Y es que el riesgo de que Luis Menor pierda la presidencia de esa corporación no resulta aceptable para el mando del PPdeG. Lo que resultaría determinante. ¿Capisci...?