Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud, dinero vs. datos

Desde la perspectiva de simple paciente usuario de nuestro sistema de salud, pero muy expectante con las posibilidades del desarrollo científico y tecnológico, observo que el sistema sanitario dispone de una enorme cantidad de parámetros medibles en el campo de la salud, de la enfermedad, su causa, su evolución, su diagnóstico que configura desde una perspectiva política los datos de salud esenciales para la mejora en el campo farmacéutico, en el tratamiento de la enfermedad, pero también en la mejora operativa y de gestión que la transformación digital puede ofrecer a los sistemas de salud, mejorando la calidad y a la vez conseguir el objetivo de eficiencia económica.

La atención medica ya no del futuro sino del presente necesita contar con datos de salud en la práctica diaria en la atención sanitaria, pero es público que los datos de salud en su calidad y tratamiento en la cantidad en general no están a la altura de las posibilidades de mejora de la eficiencia, ni del espectacular servicio que pueden prestar a la investigación y el establecimiento de políticas sanitarias.

La ineficiente situación de los datos sanitarios en nuestro país se suma a la heterogeneidad en el espacio europeo, por ello se encuentra en fase de gestación en la Unión Europea el Espacio Europeo de Datos de Salud (EHDS) que una vez evaluada la situación general se está creando el marco de actuación de las políticas sanitarias para la unificación de criterios en cuanto a la recopilación, almacenamiento e intercambio y así dar un salto cualitativo en la prestación de servicios y mejora de los resultados tanto a nivel de los pacientes en concreto como a nivel del conjunto de la población.

Es importante conocer los objetivos generales con los que se trabaja en el Espacio Europeo de Datos de Salud, creando unificación para la salud digital, garantizando que los ciudadanos tengan acceso digital y control sobre sus datos personales de salud y beneficiándose de productos y servicios de salud innovadores, basados en el uso y la reutilización de datos de salud. Asimismo, los investigadores, innovadores, formuladores de políticas y reguladores puedan aprovechar al máximo los datos de salud disponibles para su trabajo, preservando la confianza y la seguridad.

Aquí es donde está el desafío estratégico de la Xunta como responsable del sistema sanitario gallego, no hay dinero, pero hay datos.

Compartir el artículo

stats