Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud digital

La capacidad de crear, almacenar y gestionar datos que posibilita la digitalización, también está presente y con mucha potencialidad en el ámbito de la salud y por tanto se está abriendo la puerta a nuevas realidades que probablemente sea lo que esté causando los problemas en la costura del actual sistema de gestión sanitaria.

La digitalización aún es muy limitada en nuestra sanidad; no obstante, ha habido hitos muy sustantivos como la receta electrónica que ha causado una verdadera revolución silenciosa en los ambulatorios y por supuesto el acceso de los sanitarios a un sistema informático que, aun teniendo muchas carencias, ofrece la posibilidad de acceder al historial médico del paciente y a las pruebas e informes realizadas. Hoy por hoy el avance de la digitalización no ha permitido la agregación de datos categorizados que pudieran permitir la elaboración de algoritmos útiles para los procesos de las diagnosis y creo que la monitorización del paciente no hospitalizado es muy mejorable.

Por otra parte, también existe una seria limitación en la llamada interoperabilidad departamental dentro del propio sistema, como interregional en España y ya no digamos la utilización de datos sanitarios en el ámbito de la Unión Europea.

Los datos relativos a indicadores de salud, de enfermedad, sanitarios en general crecen exponencialmente, creando una verdadera industria asociada por que tanto para la gestión de pacientes, como la I+D, los necesitan para su propia evolución, pero la excesiva protección de los datos personalizados que pueden tener razón de ser, no la tienen si los datos son agregados o anónimos por que estos datos facilitarían el desarrollo de sistema digitalizado

Se ha creado el Espacio Europeo Común de Datos Sanitarios que es esencial para la prevención, detección y curación de enfermedades, así como la toma de decisiones de sostenibilidad del sistema y de mejora de su accesibilidad y eficacia. Con este instrumento la Unión Europea pretende garantizar el acceso, el intercambio y el uso de los datos sanitarios para la prestación de los servicios sanitarios, para el control por los ciudadanos de sus datos y crear un mercado europeo de soluciones avanzadas en servicios y productos de salud digital.

Galicia dado el desarrollo de su sistema sanitario, también digitalmente, tiene una gran oportunidad de valorizar los datos con una población muy definida y óptima en información para el futuro de la salud.

Compartir el artículo

stats