Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

El reto de la flotación con mar gruesa

Una cosa son las mareas y otra los temporales, pero incluso dentro de estos unos vienen causados por el viento en un sector y otros por la mar de fondo, originada en alta mar a mucha distancia. ¿De qué clase es lo de Andalucía? Esa pregunta se la harán todos los responsables políticos del PSOE, desde las altas estancias de Moncloa al despachito del alcalde de un pequeño pueblo, pasando, claro, por los despachos autonómicos. La respuesta no la tiene nadie, pero tratándose de un temporal de esa magnitud lo probable es que haya un poco de todo y que el agua acabe llegando a todas partes. La capacidad de reacción y ajuste del rumbo dará la medida, como siempre, de las posibilidades de supervivencia a cualquier nivel. El problema del PSOE está en que anteriores temporales internos y externos lo han llevado a depender demasiado de un timonel que hace a la vez de palo mayor.

Compartir el artículo

stats