Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DESDE MI ATALAYA

Manuel Torres

Al presidente de la Xunta

En primer lugar, felicitarle por su nombramiento como presidente de la Comunidad Autónoma de Galicia, y desearle que tenga muchos éxitos para bien de todos los gallegos, al tiempo que manifestarle que no tenemos duda sobre su predisposición, e intenciones, a realizar por Galicia y por los gallegos, todo lo que esté en su mano, y aún más, para conseguir esa Galicia que todos deseamos, de paz, estabilidad y prosperidad. Nosotros los marinenses, como pueblo marinero y trabajador, que, a lo largo de nueve siglos, desde 1112, y aún antes, tenemos en la pesca como nuestro medio principal de vida; a lo largo de todo este tiempo, hemos conseguido, con nuestro trabajo, esfuerzo y sacrificio, llegar a ser el tercer puerto pesquero de España, y a tener un puerto de Interés General del Estado. Por múltiples razones, hoy ya no es así, y nuestra villa languidece y pierde habitantes por primera vez en la historia.

Por si esto no fuera poco, con la última ampliación de nuestro puerto, que toda hay que decirlo, se realizó en contra de la opinión de nuestra corporación, seguramente por influencias interesadas, llevamos más de veinte años, sin que la Xunta, que Vd. preside ahora, tome una decisión sobre sus límites, y así cada año, por una decisión discutible del catastro, que dicho de paso no sabemos qué autoridad tiene para intervenir, y modificar los límites municipales, sobre todo cuando aún están por decidir, nuestro municipio deja de ingresar cerca de quinientos mil euros, situación que nos parece inaguantable. La ampliación del puerto de Marín, fue una decisión de Puertos del Estado, y se hizo sobre el muelle pesquero de Marín, y en agua que corresponden a la Cofradía de Pescadores Santa María del Puerto, por lo tanto, todo el relleno que se hizo para su ampliación, debe, en justicia, pertenecer al municipio de Marín. Así todo el recinto corresponde administrativamente al puerto de Marín, y a su municipio debe seguir perteneciendo, sin olvidar la “cacicada” de 1836, en la creación de los ayuntamientos constitucionales, que se dividió el núcleo urbano de Cantodarea-Estribela, por un callejón, entre las casas.

Por razones que desconocemos, desde aquella, no se determinó sus límites, a pesar de que la Xunta hizo algún vano intento. Y ahora el expediente está en la Xunta, esperando que tomen una decisión, porque mientras tanto, estamos atados de pies y manos, y nada podemos hacer. Por lo tanto, los marinenses, con todo respeto, le pedimos que tome una decisión, para saber a qué atenernos, y actuar en consecuencia. Ud. Tiene la palabra.

También, Marín, necesita una zona industrial, para ubicar en ella las empresas que están ligadas al puerto, y así poder crear empleo en nuestro municipio. Pues los intentos que se hicieron, quedaron en agua de borrajas. La Xunta que ha construido infinidad de polígonos industriales por todo el país, bien podía crear uno en Marín, para poder acoger a las empresas que quieran instalarse. Y le daré un lugar, que podría ser idóneo, como es en las inmediaciones de la Cruz da Maceira, por lo que le solicitamos que los técnicos hagan los estudios correspondientes, y de acuerdo con la legislación vigente, determine el lugar apropiado para ello. Los marinenses todos, se lo agradeceríamos, para poder recuperar lo perdido. Son dos problemas, graves problemas, pendientes, desde hace ya demasiado tiempo, para el relanzamiento de nuestra villa, que Vd., bien conoce, para encauzar nuestro crecimiento y desarrollo, y recuperar así la perdida de habitantes.

Compartir el artículo

stats