Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

¿Reyes?, ¿Papá Noel? Lo que importa es que traigan

De niño mi afecto hacia los Reyes Magos se resintió bastante al ir dándome cuenta con disgusto de que no trataban por igual a todos los niños, sino que eran más generosos con los niños ricos que con los pobres. Imposible saber hasta qué punto aquel disgusto acabaría fraguando en incipiente conciencia socialdemócrata compensatoria, por más que los Reyes aunque discriminaran llegaran más o menos a todos. El descubrimiento de que algún rey en concreto ha venido teniendo sus propios reyes de Oriente con carácter exclusivo y excluyente quizás acabe provocando una defección parecida en bastantes mayores (siempre guardamos nuestro niño dentro), que podrían irse pasando poco a poco a un Papá Noel con gorro frigio. A los niños en el fondo les da igual que los juguetes vengan del desierto o del Polo Norte, siempre que lleguen, y al final, vuelvo a decirlo, todos somos niños grandes.

Compartir el artículo

stats