Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santiago Lago Peñas.

Santiago Lago Peñas

Director de GEN (UVigo) y del Foro Económico de Galicia

La clave son las empresas

La buena noticia es que en Galicia contamos con un buen número de empresas que demuestran que es posible, desde la periferia, hacerse hueco en el mercado nacional y global, ser referencia en procesos y productos y en sostenibilidad ambiental, pagar buenos sueldos y tener convenios de empresa claramente mejores que lo que marcan el convenio colectivo de referencia.

La mala es el que el número es insuficiente. Necesitamos más empresas como las descritas en el primer párrafo. Y eso pasa, antes o después, por empresas más grandes. Las pequeñas empresas pueden ser muy flexibles, pero carecen del músculo y capacidad para contar con una dirección profesionalizada, plan estratégico, financiación, capacidad innovadora y de internacionalización… todo lo que permite disparar la productividad y alcanzar el éxito empresarial.

Por eso, es fundamental promover el crecimiento de nuestras empresas. Las que ya existen y las que pueden surgir, si se apoya como se debe a los emprendedores y si se explotan las oportunidades hoy dormidas en el medio rural, en la llamada silver economy, o en la digitalización y la inteligencia artificial. En todos ellos contamos con ventajas comparativas, por nuestros recursos naturales, porque somos ya hoy un laboratorio de la Europa del 2040, o porque tenemos capital humano y tejido sobre el que construir.

Todo lo anterior se concreta en múltiples intervenciones públicas. Primero, para simplificarle la vida a las empresas y no introducir barreras de facto al crecimiento. Segundo, para revisar sus políticas sectoriales, a fin de promover el crecimiento y no primar al pequeño; hay que primar al que quiere hacerse grande y al que ya lo es. Tercero, para apoyar el nacimiento y crecimiento de empresas; por ejemplo, ampliando la escala y recursos del actual programa Vía Galicia, ideado por Zona Franca de Vigo. Y cuarto, para hacer de Estado emprendedor, descubriendo posibilidades para la colaboración público-privada que se concrete en actividades empresariales destinadas al mercado. La nueva Sociedad Impulsa, pionera en el mapa autonómico, es exactamente eso y solo cabe exigirle que lo demuestre en los años venideros.

*Director de GEN (UVigo)

Compartir el artículo

stats