Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xoel Ben Ramos

Xoel Ben Ramos

Asesor en finanzas sostenibles

¿Nucleares?

Me da miedo meterme en camisas de once varas. Porque, como también reza el dicho, uno va con la intención de agenciarse lana y puede volver trasquilado. En todo caso voy a por lana. Y es que me cuesta pensar en las nucleares como alternativa al carbón e incluso como el “Plan B” del gas. Dicen ahora los expertos que las centrales de nueva generación (la tercera) son mucho más seguras y sus procesos están más automatizados, más si cabe que en Chernóbil donde –me figuro– debían bombardear el uranio como quien echa paladas de carbón al fogón de una locomotora decimonónica. Además hay un nuevo tipo que se definen como minirreactores (todavía en fase experimental, aunque muy avanzada) donde todo son ventajas: fáciles de construir, más económicos en su coste de producción y segurísimos.

“Me cuesta pensar en las nucleares como alternativa al carbón e incluso como el ‘Plan B’ del gas”

decoration

Aquí, en la tierra de los mil ríos –y ahora de los mil viento–, tuvimos nuestra central nuclear aunque el proyecto se quedara a medio camino. “Regodela I” en Xove abastecería a ese glotón eléctrico que es la refinería y fundición de aluminio propiedad de Alcoa, allá en las lejanas tierras del norte. Sin embargo, entre que los británicos, franceses y holandeses se deshacían de su basura radiactiva en la fosa atlántica (lo cual no los dejaba en muy buen lugar y a la energía nuclear tampoco) y que los planes del nuevo ejecutivo socialista (primera victoria de Felipe) querían distanciarse de todo lo que tuviera que ver con átomos y partículas, la cosa no fue a más.

Pero, ¿y ahora qué? Debemos rebajar nuestros niveles de CO2 como sea para frenar el calentamiento global. Si evitamos las nucleares, una térmica con gas ¿es la solución? De nada sirve plantar un ciclo combinado que como emite menos gases efecto invernadero es un parche para que en 2030 cumplamos con las reducciones del 45% que propone la UE, sin embargo sigue expulsando GEI y una vez operativo será para sacarle un provecho económico o ¿lo cerramos a mitad de su vida útil? Lo dudo. Pues parques eólicos. Macroparques. Megaparques. Parques marinos, fluviales, mesetarios... tampoco lo veo. ¿O sí? Vale, pues que cada uno produzca su propia energía, entonces nosotros cerramos Alcoa porque si alguien sabe de consumo eléctrico… Pero el aluminio lo importamos, entonces. Pues habrá que pensar en más huertos solares. Cientos de ellos. O retomar la fiebre de la minihidráulica de los noventa. O consumir menos. ¿Consumir menos? O investigar más. La verdad, me siento trasquilado.

*Asesor en finanzas sostenibles

Compartir el artículo

stats