Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Poder, principios y submarinos

Borrell ha alertado sobre los peligros que se ciernen sobre Europa y la necesidad de tener un ejército con capacidad de respuesta inmediata, pero no creo que sirva para que los europeos se pongan las pilas. Aunque Polonia ya se va enterando de que fuera de la UE antes o después le pasaría lo de siempre (ser despedazada), es la UE la que debe estar a la altura. No es cosa de ponerse en plan “una patria, un estado, un caudillo”, pero sin un poder lo bastante unificado como para ejercer liderazgo y una potencia de disuasión lo bastante contundente (palabra que viene de golpear), no iremos muy lejos en la defensa de nuestras democracias, pues no basta con tirar de principios aunque estos marquen el compás. Siendo realistas, habrá que empezar a contar cuántos tanques tenemos para defender el territorio, cuántos submarinos con cohetes y qué les podemos poner en la punta, principios aparte.

Compartir el artículo

stats