Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joaquín Rábago.

360 grados

Joaquín Rábago

Como las tabacaleras, las petroleras lo ocultaron todo

Al igual que ocurrió con las tabacaleras y el cáncer, la industria petrolera consiguió ocultar durante décadas a la opinión pública la contribución de la quema de combustibles fósiles al calentamiento global.

Hace ya casi medio siglo, un gigante petrolero como la Exxon era totalmente consciente de las consecuencias para el clima de las emisiones de CO2, pero invirtió millones de dólares en campañas de desinformación y manipulación de la opinión pública.

En junio de 1988, un físico de la NASA llamado Jim Hansen advirtió en el Congreso de EE UU del grave peligro que suponían para la vida en el planeta los gases del llamado “efecto invernadero”.

Ese mismo año, la Asamblea General de la ONU creó el Consejo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático con el objetivo expreso de facilitar a los gobiernos “evaluaciones integrales del estado de los conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos” en torno al cambio climático.

Supuestamente, ese consejo debía no solo analizar sus causas y posibles repercusiones, sino también proponer “estrategias de respuesta”. Pero estas brillaron por su ausencia: la industria y los transportes siguieron emitiendo CO2 como si nada.

En 1988, el meteorólogo alemán Klaus Hasselmann, uno de los tres galardonados este año con el Nobel de Física, avisó al mundo de que, de seguir quemando combustibles al mismo ritmo, se produciría pronto una situación irreversible. No parece, sin embargo, que sus palabras fueran escuchadas(1).

Desde comienzos de la industrialización hasta hoy, la humanidad ha quemado tantos combustibles fósiles que han llegado a la atmósfera 1,6 billones de toneladas, de ellas más de la mitad después de que se crease el citado Consejo Intergubernamental de la ONU.

De poco parecen haber servido los distintos pactos internacionales al respecto como el de Río de Janeiro, de 1992, el protocolo de Kioto, de 1997, o el acuerdo de París, de 2005.

"Desde comienzos de la industrialización hasta hoy, la humanidad ha quemado tantos combustibles fósiles que han llegado a la atmósfera 1,6 billones de toneladas"

decoration

Resulta significativo que ya en 1989, las multinacionales del sector petrolero –entre ellas Exxon, Chevron, BP, Total– fundaran junto a empresas del automóvil como la DaimlerChrysler un grupo de presión llamado “Coalición sobre el Cambio Climático”.

Su objetivo no era otro que el de manipular a la opinión pública pagando a científicos que sembraran dudas sobre el impacto real de los combustibles en el calentamiento global.

El año 2019, Benjamin Franta, historiador estadounidense de la Universidad de Stanford (California), descubrió un artículo publicado en 1971 en un boletín interno de la petrolera francesa Total que alertaba de los efectos negativos de las emisiones de CO2.

En él se hablaba con total claridad del “efecto invernadero”, del aumento de las temperaturas, de la fusión de los casquetes polares, de la elevación del nivel de los mares y otras “consecuencias catastróficas fáciles de imaginar”(2).

Franta forma hoy parte de un grupo internacional de científicos, universitarios y activistas determinados a descubrir la verdad sobre el cambio climático y denunciar las campañas de desinformación de la industria. El grupo ha creado en internet el portal colaborativo Exxonknew.org (Exxon lo sabía).

En realidad hace tiempo que la ciencia lo sabe: ya a finales del siglo XIX, el sueco August Arrhenius, futuro premio Nobel de Química (1903), llegó a la conclusión de que la combustión de las energías fósiles modificaría el clima terrestre.

Entonces había ya 290 partículas de CO2 por millón de elementos (pmm) en el aire que respiramos. Los científicos calculan que si se alcanza el doble de esa cantidad, la temperatura global podría aumentar en 3,5 grados centígrados. Hoy casi hemos llegado a la mitad y la tendencia es ascendente.

(1) “Der Spiegel”.

(2) Semanario “L’Obs”.

Compartir el artículo

stats