Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Tres en una abre el Planeta

Carmen Mola, misteriosa autora superventas de novela negra, era en realidad tres varones escribiendo a seis manos, como se desveló al ganar el Planeta anteanoche. En literatura amo los seudónimos, los he usado y lo volveré a hacer. También amo los juegos, pues al fin y al cabo juego es la literatura, un seudónimo de la realidad que crea realidad. El juego proseguía ayer (“¿hacen falta ahora las neuronas de 3 varones, o sea, unas 300.000, para suplantar el cerebro de una mujer ficticia?”, etcétera), pero no hay juego inocente: que los citados varones, por separado o en grupo, no hayan visto mejor modo de hacerse notar en el mercado de la literatura de consumo que vestirse de mujer y construirse una identidad a tono es algo que aunque se haya iniciado como broma da cuenta del estado de cosas. Y por pura justicia (no por interés personal, desde luego) no seré yo quien lo lamente.

Compartir el artículo

stats