Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto González-Garcés Santiso

La pesca y la acuicultura ¿son respetuosas con el medio ambiente?

Hace unos días comentaba que la dieta que incluye pescados y mariscos al menos dos veces por semana tiene unos claros beneficios para la salud. Comer pescado es más sano, es muy saludable para las personas. En el Congreso Internacional de Nutrición y Salud que estos días ha organizado CONXEMAR volvió a quedar claro.

Pero en este Congreso también se habló de sostenibilidad. ¿Es sana también la pesca para el planeta? La pesca tiene fama de poco respetuosa con el ecosistema. Pero, ¿se merece esta fama?

Por indicación de Jaime Mejuto, gran investigador marino del Instituto Español de Oceanografía de A Coruña, leí en la excelente revista Industrias Pesqueras que una científica, Jessica Gephart, profesora de ciencias medioambientales de la American University de Whasington D.C, Estados Unidos, y asesora científica de Oceana, organización medioambientalista focalizada en la conservación de los océanos, publicó con otros 17 investigadores de varios países del mundo, un documento científico en el que analiza el impacto de la pesca y la acuicultura en el medio ambiente.

Para hacer el estudio de impacto analizaron las emisiones de gases invernadero que produce la pesca y la acuicultura, el uso de agua dulce, la ocupación de espacios en tierra y las emisiones de nitrógeno y fósforo, en 23 grupos de especies marinas y de agua dulce.

En su estudio llegaron a la conclusión de que la acuicultura de moluscos y de algas tiene menos efectos medioambientales negativos que la pesca. Y dentro de la pesca, la captura de especies tipo sardina o anchoa tiene menos efectos negativos que la pesca de peces de fondo tales como los peces planos, la merluza o el bacalao. En conjunto, consideran que las emisiones de gases con efecto invernadero de la pesca son del orden del doble que los producidos por la acuicultura de moluscos.

Pero otro investigador, Emily Pesco, también asesor de Oceana, pensando que toda actividad humana tiene ciertos efectos sobre el medioambiente, se preguntó si la pesca y la acuicultura tienen mayor o menor efecto negativo que otras formas de producción de alimentos de origen animal.

Buscó trabajos de este tipo y encontró un importante estudio realizado en 2018 por Joseph Poore y Thomas Nemecek, ambos prestigiosos investigadores de la Universidad de Oxford, en el que estudiaban el impacto medioambiental de otras fuentes de proteínas de origen animal.

Comparando un estudio con el otro llegó a la conclusión de que las emisiones de gases con efecto invernadero asociadas a la pesca son seis veces menores que las asociadas a la ganadería de vacuno, cinco veces menores que las asociadas a la ganadería de ovejas, una vez y media menores que las asociadas a la cría de cerdos y similar a la cría de pollos.

El uso de agua dulce en la pesca es marginal, cercano a cero. Mientras que se necesitan del orden de 11 litros de agua por cada gramo de proteína de cerdo que se produce, 8 litros por gramo de proteína de carne de vacuno y 2 litros por gramo de proteína de carne de oveja.

La ocupación de espacios en tierra y el uso de nitrógeno y fósforo, también es marginal en el caso de la pesca. Pero se necesita 0,64 metros cuadrados de tierra para producir un gramo de proteína de carne de oveja, 0,49 metros cuadrados para producir un gramo proteína de carne de vacuno, aunque solamente 0,08 metros cuadrados para producir un gramo de proteína de carne de cerdo.

Soy consciente de que he incluido demasiados datos en este artículo. Olvídense de ellos, solamente los puse para dar fuerza a mis reflexiones.

En resumen, el consumo de pescado y de productos de la acuicultura no solamente es muy sano si no que también es mucho más respetuoso con el medio ambiente que el consumo de cualquier otro tipo de proteína de origen animal.

Así que, si quieren preservar su salud, coman más pescado. Y si quieren conservar mejor nuestro planeta, consuman más productos de la pesca y la acuicultura.

*Instituto de Estudios Vigueses

Compartir el artículo

stats