Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DESDE MI ATALAYA

Manuel Torres

Negligencia municipal

Todos sabemos, porque lo vemos diariamente, que en nuestra villa existen edificios en estado ruinoso, sin que nuestra corporación haga nada por evitarlo. Es cierto que las leyes, a veces, y sobre todo cuando no se tiene interés, son complicadas para hacerlas cumplir. Estos días atrás, en la calle de A Roda, justo donde existe un establecimiento hostelero, y en plena terraza del mismo, procedente del inmueble abandonado, conocido como “el de Pais”, en referencia a un antiguo establecimiento, cayeron unas tejas, que, gracias a Dios, no impactaron en ninguna persona, porque dio la casualidad que en ese momento no había nadie sentado en ese lugar. La situación de ruina del inmueble es tan patente, que todos estamos esperando cuando se caiga el tejado, pues desde fuera se percibe claramente la situación de inminente hundimiento, sin que la corporación tome las medidas adecuadas y necesarias, demostrando con ello una peligrosa negligencia, desinterés o alguna razón que no alcanzamos a comprender, pues avisados están, porque hace unos años, colocaron una alambrada para evitar la caída. Estúpida solución que como se ve no hace más que afear un sitio tan céntrico, que da vergüenza verlo.

¿Y qué medidas tomó la corporación?, pues no sabemos, pero medios jurídicos y legales tiene, para hacer cumplir la obligatoriedad de mantener el edificio en un estado que no suponga ningún peligro para los vecinos. Pues pasados tantos años en este estado. no sabemos que hizo la corporación, responsable de que este peligro exista. Sobre todo, después de que la Xunta aprobara la autorización a los ayuntamientos para poder expropiar los inmuebles en estado ruinoso. Pero si, desgraciadamente, Dios no lo quiera. ocurriese alguna desgracia, el único culpable sería el ayuntamiento, por su negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones.

Pero lo peor es que no es el único inmueble en estado ruinoso en nuestra villa, existen otros, en mayor o menor medida, por lo que parece que los responsables municipales no pasan por estas calles, como la de: Sol, Real, Jaime Janer, Concepción Arenal, etc. Y sobre todo en la esquina de la entrada a la plaza de la Veiguiña, frente a la Plaza, que amenaza con peligro de derrumbe, es el conocido como “la de Lope”, del que ya hace años, se cayeron piedras, y el ayuntamiento desmontó parte de la tercera planta ilegal, sin embargo, quedaron piedras en peligroso estado de derrumbe, que solamente están asentadas con unas cuñas de madera, que el tiempo puede hacerlas ceder y se derrumbe en la misma calle.

Esta es la situación, y porque, además, suponen un mal aspecto que afean nuestra villa, y que supone abandono y desinterés, por lo que hacemos un llamamiento a los responsables, para que, a la mayor brevedad, procedan a su aseguramiento o derribo, para prevenir cualquier accidente irreparable. Nosotros lo señalamos, ahora la corporación tiene la palabra.

Compartir el artículo

stats