Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sacrificio o esclavitud

En nuestro país, la princesa infanta Leonor de Borbón y Ortiz está siendo preparada para ser la futura reina de España y esto significa mucho trabajo y poca libertad.

Nunca la veremos con sus amigas y amigos pisando los adoquines de las calles de Madrid al ir de compras, tomarse un refresco o un helado de arroz con leche.

Por su título de Princesa de Asturias, tampoco será tratada como una chica quinceañera, pero sí como la sucesora hereditaria al trono.

Siempre estará metida en una jaula de porcelana por toda su vida. Su destino es inevitable. Además los medios de comunicación se sumergirán en la vida de la joven Leonor, como vemos en otras monarquías de Europa.

La esclavitud de la realeza no solo restrige completamente su libertad de movimientos, también determinará todas sus opciones futuras que serán dictadas principalmente por otros.

¿Por qué quieren sus padres, Felipe VI y Leticia, transmitir esa enfermedad hereditaria de la realeza a su querida hija?

Su vida será sacrificada por sus padres, indudablemente cariñosos, para preservar algo tan anticuado como una dinastía real.

¿Será un sacrificio o esclavitud el futuro de Leonor?

Ella se sacrifica por el pueblo español, pues la Monarquía es muy necesaria, pensemos en aquel 23F.

Los políticos vienen y se van, pero la Monarquía se queda.

Compartir el artículo

stats