Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Abeledo AECC

Carmen Abeledo

Presidenta provincial de la AECC Pontevedra

Por una generación libre de humo de tabaco

El consumo de tabaco continúa siendo un importante problema de salud pública en nuestro país. Con más de 8 millones de fumadores diarios es la primera causa de enfermedad, invalidez y muerte evitable en España, no solo para los fumadores activos sino también para aquellos que se ven expuestos al humo del tabaco en el ambiente.

Cada año, el tabaco mata a más de 50.000 personas en nuestro país y es el causante de un tercio de todos los casos de cáncer, hasta 16 tipos distintos: cáncer de pulmón, laringe, orofaringe, vejiga, páncreas, boca, esófago, hígado y vías biliares y estómago, entre otros y además de enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias.

La puesta en marcha en 2005 y 2010 de las dos leyes de medidas sanitarias relacionadas con el tabaco supusieron un importante cambio respecto al consumo, publicidad y distribución del mismo. El número de fumadores se redujo entonces, pero 10 años después, el efecto de dicha ley se ha diluido y la tendencia vuelve a ser ascendente, con especial preocupación en los segmentos de población joven. La edad media de consumo se establece en 14,1 años.

Los especialistas recuerdan que inhalar humo de terceros es también perjudicial para la salud sobre todo en menores, una población especialmente vulnerable. En casi el 100% de los espacios públicos donde hay menores, hay restos de humo ambiental del tabaco y 9 de cada 10 fumadores, lo hacen delante de menores.

En la AECC somos conscientes de la necesidad de hacer frente a los nuevos desafíos que han surgido estos años y poner sobre la mesa nuevas medidas de prevención.

Responder a la necesidad de protección del conjunto de la sociedad es urgente y debe hacerse asegurando la investigación, el acceso a los tratamientos para los fumadores y la protección a un aire libre de humo de todos los ciudadanos. Garantizar que el derecho a la salud sea equitativo para todos/as es responsabilidad de los Estados con la colaboración y el compromiso de todas las partes interesadas.

Por ello, y dado que las leyes son el mejor mecanismo de lucha contra el tabaco, desde la AECC defendemos la necesidad de una ampliación de la regulación actual para acotar al mínimo los espacios del fumador y reclamamos que los espacios libres del humo del tabaco sean una realidad en el año 2022.

Si reducimos la exposición de los niños/as y jóvenes al tabaco y a su humo ambiental, también estaremos contribuyendo a evitar que se inicien en el consumo. Debemos trabajar proactivamente, desde todos los ámbitos, para conseguir que las nuevas generaciones sean generaciones libres de humo en 2030.

*Presidenta provincial AECC Pontevedra

Compartir el artículo

stats