Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DESDE MI ATALAYA

Manuel Torres

Patrimonio histórico marinense (XVI)

Finalizamos hoy nuestro repaso somero sobre nuestro patrimonio, para reseñar aquellos, que lamentablemente fueron destruidos por la ignorancia de los responsables y por la pasividad de los marinenses. Con el fin de los que no lo conocieron tengan una noticia concreta de los mismos. Empezaremos por el “Edificio del Priorato”, por ser el más significativo, y porque, sin duda, el más ignominioso baldón para el pueblo marinense. Era un noble edificio evocador de largos siglos de historia bajo el señorío de Osera que estableció aquí un Priorato. Residía en él un Prior, que representaba al Abad de Osera, Señor de Marín, y un numero variable de monjes. Símbolo de siete siglos de historia de 1150 a 1813, con la supresión de los señoríos. La edificación constaba de un cuerpo central y dos torreones en sus extremos norte y sur, de los cuales solo conservaba uno en los últimos tiempos. En la parte se abría la puerta de entrada, a nivel de la puerta lateral de la Iglesia, que daba entrada a un breve patio, arrancando por la izquierda la escalinata de piedra que conducía al piso superior o primera planta.

Sobre la puerta de entrada del Palacio del Priorato. campeaba el Escudo de Osera, que conservamos ahora sobre una plataforma de piedra entre los edificios del Ayuntamiento y Aduana. Es análogo al que figura en el testero sur de la Iglesia Vieja. Se trata del escudo del Real e Imperial Monasterio de Santa María de Osera, a cuya abadía correspondía al señorío de la Villa y Puerto de Marín, que durante ocho siglos constituyó una jurisdicción eclesiástica. Sostenido por un águila bicéfala. Tiene su campo partido. En su diestro, el pino y los osos rampantes, emblema de Osera, y en el siniestro, sobre banda ajedrezada, un brazo sosteniendo el báculo abacial vuelto hacia fuera, lo que indica jurisdicción secular, y debajo la mitra, que indica que era equiparado a la dignidad episcopal. Lleva los escudos de las cinco ordenes de caballería (Malta, Montesa, Calatrava y Alcántara) en los extremos de los cantones jefe o corazón, con la de Santiago en el centro. En cuanto al timbre, es una corona real, mientras que en el escudo que figura en la iglesia está coronada por la tiara pontificia, símbolo de la triple potestad temporal, espiritual y eclesiástica del Papa. Esto quiere decir que el monasterio de Osera, y por tanto el Priorato de Marín y su iglesia parroquial, estaban bajo la directa protección del Sumo Pontífice y del Rey de España.

Y el último hecho de destrucción de parte de nuestro patrimonio histórico, fue el derribo de la Casa de Fernando Cicerón, del siglo XVI o principios del XVII, de la cual consta un acuerdo o concordia, formalizado en 1.648 entre los herederos y los apoderados del Monasterio de Osera, sobre la renta que pagaban por dicha heredad. Situada en el lugar de “Pousos da Mouta”, ocupando toda la superficie que después fue la Casa de Baños. Hasta los últimos tiempos, se conservaba una pequeña parte que estaba pegada a la casa de la placita pegada al Museo, que tenía unas escaleras y un balcón con unas hermosas ménsulas de piedra, que fueron destruidas, en la que destacaba su sólida construcción sobre una cimentación rocosa, que conservaba su fuerte balconada, que fue lo que llegó hasta hace unos años, que la piqueta del llamado progreso, abatió. Donde vivió la familia marinense de hidalgo linaje. Una nieta llamada Dña. Rosa Cicerón y Centeno, bautizada el 15 de marzo de 1.713, se casó con Don Ignacio Blanco Salgado, en Sobrado de los Monjes el 10 de abril de 1.739. tuvieron cuatro hijos. Uno de ellos, Lorenzo, bautizado en Marín de Arriba el 6 de marzo de 1.743, fue Fiscal de la Real Audiencia de Santiago de Chile, Oidor después de la de Charcas, y, por último, oidor también de la Real Audiencia de Buenos Aires, casado con la hija primogénita de los Marqueses de Villaplana y Encalada, el 7 de agosto de 1.777. Tuvieron tres hijos: los Blanco Encalada, y uno fue el primer presidente de Chile, y otro ministro de Marina.

Compartir el artículo

stats