Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

¿Tragados por la oscuridad?

El periodista David Beriain, asesinado en Burkina Faso junto al cámara Roberto Fraile y otro periodista irlandés, había explicado que lo que lo impulsaba a hacer lo que hacía, metido hasta el fondo en las historias más tremendas, era al final la curiosidad por la naturaleza humana que investigaba. Su diagnóstico era que en medio de la oscuridad también hay alguna que otra luz. ¿Buscaba finalmente esa luz o le seducía la oscuridad? Parecen cosas contrarias pero al final son la misma. Simplemente no se debía de conformar con lo que está más al alcance de la vista, el mundo con luz y oscuridad compensados en el que hacemos una vida más o menos confortable a base de negarnos a ver la oscuridad total, pero a cambio también de no ver nunca la luz que puede haber en ella. Feliz en una acepción honda debió de haber sido su vida, y esa es la luz que la oscuridad no se ha tragado.

Compartir el artículo

stats