Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DESDE MI ATALAYA

Manuel Torres

Canto a Marín

Con motivo del ciento quince aniversario del nacimiento de Don José Torres Martínez, nacido el 25 de abril de 1906, queremos dar a conocer este “Canto a Marín”, realizado por el maestro, pedagogo e historiador marinense allá por los años cincuenta del pasado siglo, sobre su querido Marín, al que dedicó su tiempo libre al estudio y conocimiento de nuestra secular historia, dándola a conocer a todos los marinense, y dejándonos su legado con la publicación de “La Pequeña Historia de Marín” y “Marinenses en el tiempo”. Fundó las academias “Minerva”, “Studium” y “Atheneum”, la revista escolar “Cartel” y “Las excursiones de mi escuela”, premio nacional de pedagogía. Funda y presidió “Adoración Nocturna de Marín” y “Hombres de Acción Católica”. Funda el periódico de información local “Mas”. Autor del estudio para la creación de la “Biblioteca Municipal” y del “Programa para la gestión eficaz de la Corporación Municipal”. Participa en la “Asamblea Provincial de Cofradías de Pescadores” con varias ponencias, en Vigo (1948), el “Estudio para la creación de la Escuela Media de Pesca” y el “Instituto Laboral”. Edita los programas de fiestas de 1949 y 1950. Edita la revista “Ría” de propaganda turística. Realiza el estudio del nuevo escudo de Marín, y de la Bandera Municipal. Es primer teniente de alcalde en el año 1983, y entrega su último suspiro al servicio de los marinenses. Por todo ello, como reconocimiento y homenaje a su amor inmenso y entrega por su villa natal.

“Ondulantes montañas, rumorosos pinares, sinfonía de verdes que asoman alegres frente al lato horizonte de su piélago sin fin. Paisajes marinos de cromáticas luces y plateados matices, que el ánimo goza en su limpia ría de uno a otro confín. Ligeras goletas, fragatas rumbosas, bergantines, corbetas, incitando a porfía, el joven anhelo del lejano Ultramar. Navegantes audaces, pescadores curtidos, emigrantes que afrontan en lejanas tierras la porfiada lucha del incierto azar.

Veneradas virtudes de un pueblo esforzado, cuyos hijos dispersos por los mares del mundo sobrepasan lo adverso con su heroico vivir. Tradición consagrada de perenne aventura, que celosos los siglos aún conservan entera cual razón de historia de su propio existir.

Pues nacido a la orilla, en feliz coyuntura de la costa abriendo su espaciosa bahía, la secreta llamada gozoso oíste del mar. Y sobre ondas traída vino a ti la fortuna cuando, propicios los hados eternos del Cielo, viste claro el destino: Tu vivir es navegar.”

Compartir el artículo

stats