Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Carneiro

OPINIÓN

José Carneiro

Sin excusas

No valen excusas. El enganche del polígono de Balaídos a la red de Muy Alta Tensión (MAT) de Porriño está más que justificado. Primero para evitar las pérdidas de producción y graves averías que la mayor fábrica de coches de España sufre desde hace más de una década, lo que a la postre lastra su competitividad –las pérdidas son millonarias– y la de todo el sector de automoción de Galicia. Y segundo, para poder acometer la descarbonización que tanto alientan el Ministerio de Transición Ecológica y Bruselas. ¿O acaso cree el Gobierno que la electrificación del parque móvil de una ciudad de 300.000 habitantes y de la producción de una fábrica que ensambla medio millón de vehículos al año se podrá acometer con la maltrecha red exterior de 132 kilovoltios? Ya sabe que no. Vigo urge esa infraestructura para evitar el colapso de su principal industria pero también de la propia ciudad.

Compartir el artículo

stats