Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

El 14-F, lo realista es esperar cualquier cosa

La propuesta de la candidata de Puigdemont, Laura Borrás, de reeditar la DUI (Declaración Unilateral de Independencia) si triunfan las candidaturas independentistas es insensata y falaz, pero hace tiempo que esto no disuade al nacionalismo catalán. Por eso aunque al denunciar la propuesta como “poco realista”, ERC y la CUP la hayan colocado en vía muerta, está por ver su efecto electoral entre nacionalistas. Tal como se ha visto en Estados Unidos con el trumpismo, la verdad ya no funciona como disolvente de las mentiras, que se acorazan igual que un virus resistente y pueden seguir teniendo vida autónoma en muchísima gente de modo indefinido. Por otra parte el antiguo seny, que era solo realismo con buen estilo, ha desaparecido prácticamente del mapa de Cataluña. Lograr que brote de nuevo será tan difícil como que en un jardín renazca el césped que las malas hierbas se han comido.

Compartir el artículo

stats