Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ángeles Marra opinadora

Un año 2021 lleno de esperanza

En esta semana, las primeras vacunas contra el COVID-19 han sido administradas en España. Se inicia así la mayor campaña de vacunación en la historia de nuestro país. Solo en las próximas 12 semanas se inmunizarán 2,3 millones de españoles que, por su edad, profesión o patologías previas, están en una situación de elevado riesgo. El proceso será progresivo, 350.000 dosis por semana. Y se espera que antes de que finalice el año esté inmunizada la población. Se abre un tiempo lleno de esperanza para el año 2021.

La campaña de vacunación se realiza de forma simultánea en toda la Unión Europea. Este hecho es de gran importancia, ya que ejemplifica la verdadera unión entre países. Una respuesta coordinada para un problema sanitario común. Por ello, la UE ha pactado tanto la reserva y adquisición de viales, como su distribución simultánea y equitativa entre los diferentes países miembros. De esta forma se asegura el suministro eficaz para inmunizar a toda la población de la UE. En lo que a nuestro país respecta, nuestras necesidades de vacunación están cubiertas, ya que España recibirá 140 millones de dosis a través de la UE. Un envío suficiente para vacunar a 70 millones de personas.

En España, el plan de vacunación ha sido diseñado por el Consejo Interterritorial de Salud (Ministerio de Sanidad) junto con las Comunidades Autónomas, las cuales se ocupan de la logística y la vacunación. La equidad del reparto de vacunas está garantizada. Es por ello que se hacen incomprensibles las declaraciones realizadas por dirigentes del PP, como la Presidenta de Madrid o la exministra de Sanidad Ana Pastor, quienes buscan generar inseguridad y desconfianza. La lealtad institucional debería regir la gestión de la pandemia. Es totalmente inaceptable insinuar agravios inexistentes entre territorios. El plan de distribución, consensuado a nivel europeo, se basa en rigurosos criterios: la distribución es proporcional a la población, los grupos de riesgo, personas con grandes dependencias y el porcentaje de población envejecida de cada región. Son criterios correctos, razonables y consensuados que garantizan la equidad y transparencia en todas las Comunidades Autónomas. Además, miles de profesionales garantizaran que el proceso sea rápido, solvente y equitativo. Por ello, no nos cansaremos de agradecerles su trabajo y dedicación.

Termina el peor año con la mejor noticia. Porque la vacunación es fundamental. Es la etapa más esperada en la lucha contra el COVID-19. Pero, sOlo será efectiva cuando al menos el 70% de la población este vacunada. Solo así alcanzaremos la inmunidad de grupo que impida al virus circular y reproducirse. Mientras tanto, es imprescindible no bajar la guardia y seguir con las medidas restrictivas de prevención y distanciamiento físico: lavarse las manos, usar mascarilla, mantener distancia interpersonal y limitar el número de contactos. Responsabilidad y prudencia. Aún faltan largos meses para regresar a la esperada y deseada normalidad. Porque volveremos a abrazarnos, volveremos a sonreír y volveremos a estar juntos. Y el año 2021 estará lleno de esperanza.

*Diputada socialista por Pontevedra en el Congreso

Compartir el artículo

stats