Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Comprobar, denunciar, exigir

La beligerancia es, sobre todo, una actitud: consiste en implicarse personalmente en una guerra. Puede que sea lo que nos falte en la que se libra contra el Covid-19 en España. La gente concienciada de los estragos de la pandemia, los riesgos para la vida de miles de personas y la necesidad de llevar al límite las medidas suele quedar callada al ver cómo las normas se transgreden con tanta frecuencia como impunidad. Ya sé que el ejemplo es odioso, pero al final es lo que ocurre en zonas azotadas por el terrorismo, cuyo mejor aliado es el silencio de los que prefieren meter la cabeza bajo el ala. Creo que ha llegado la hora de denunciar lo que pasa en la calle, lugares públicos, empresas y oficinas de las administraciones de toda clase, incluso las que deberían ser las primeras en dar ejemplo. Los pasos son comprobar, denunciar y exigir. Luego habrá que pedir responsabilidades.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats