Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafa López opinador

¡Buen último viaje!

“El señor, Reverte, presumo”. Parafraseando aquello que Henry Morton Stanley le dijo a David Livingstone se presentó el periodista que esto escribe a Javier Reverte allá por 1998, cuando el escritor visitó el Club FARO con su “Vagabundo en África” bajo el brazo.Como suele decir su amigo y tocayo de apellido Arturo Pérez Reverte, el autor más viajero de nuestras letras fue “puta antes que monja”, periodista antes de dedicarse por entero a escribir sobre sus viajes, y el antiguo reportero afloraba en sus entrevistas y sus charlas, ágiles y repletas de una ironía magnífica.

Su conferencia del 20 de mayo de 1998 en el Club FARO coincidió con la final de la Champions en la que su adorado Real Madrid ganó la séptima, y con buen humor le dijo a la directora del foro, Marisa Real, que por hacerle perderse aquel partido histórico debía llamarla “Marisa Barça”.

De su retranca y humildad daba cuenta que cuando le preguntamos en qué había variado su vida al ganar en 2001 el primer Premio Torrevieja de novela, dotado con 60 millones de pesetas, dijo que solo había cambiado una cosa: ya no miraba la parte derecha de la carta en los restaurantes.

¡Buen último viaje, admirado Javier!

Compartir el artículo

stats