DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Más allá del telón de humo

Somos hijos de la Guerra Fría y en España además de la guerra caliente. En nuestra conciencia, fraguada en décadas de propaganda, los rusos son invasores que amenazan en la frontera este, o, por infiltración, en las interiores. El problema de esos excesos es que, al dar la risa, hacen de cortina de humo de lo que hay, y lo que hay es de veras amenazador. Tiene gracia la ironía de la embajada rusa en España sobre la supuesta “invasión de los 10.000” en Cataluña, pero deberían hablar también de lo que sepan sobre la implicación en el conflicto catalán a través de las redes (que parece evidente), o de los contactos a través de empresarios interpuestos, muy al estilo de la casa-Kremlin. Por otra parte, la notoria credulidad del independentismo (dispuesto a dar por hecho que los catalanes descubrieron América) siempre tendría sex-appeal para avispados viajantes rusos vendedores de humo.

Compartir el artículo

stats