Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enrique López Veiga

Enrique César López Veiga

Exconselleiro de Pesca

Vigo Puerto Nodal: infraestructuras de puerto nodal (II)

Puerto competitivo: economía competitiva

En un artículo anterior hablábamos de la posible neomarginación de Galicia por la vía del infradesarrollo portuario y si las obras necesarias no tienen reflejo en los próximos presupuestos generales del Estado, no se llevarán a cabo. Trato de nuevo de profundizar en la cuestión de la conexión adecuada de Vigo, y por supuesto del Puerto, por vía del ferrocarril. El único laboratorio del que dispone la economía es la historia y por eso vuelvo a citar al gran D. Valentín Paz-Andrade quien en “La Marginación de Galicia” (pág. 124) dice: “La pobreza de un país, lo mismo que la prosperidad de otros, no son un evento fatal. No es una contracara irreversible de la otra. Del hombre dependen, mucho más que del sino. Constituyen un resultado social, a término más largo o más corto, de disfunciones o de funciones estructurales, de factores y circunstancias políticas, de efectos retardatrices o de efectos impulsores susceptibles de tratamiento económico.” Un reciente editorial de Faro de Vigo decía: “Hacer política hoy aquí ya no consiste en gestionar y convencer con razones y argumentos, sino en representar una función en escena y vencer exacerbando los sentimientos.” No se puede estar más acertado. Convencer de los retos que parecen muy reales para el futuro económico de Galicia, y las conexiones ferroviarias lo son, no deben de dirimirse alimentando la animadversión de unos vecinos de determinado barrio contra unas infraestructuras necesarias, sobre todo cuando dichos diseños ni siquiera pasan de ser hipótesis de trabajo. Una discusión sensata sobre estos temas requiere aceptar que Galicia, economía marítima, necesita puertos eficientes. La política portuaria recogida en el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y Marina Mercante consagra la competencia interportuaria como principio general: en dicho texto se reconoce además la necesidad de competir con otros puertos europeos y mundiales. Pues bien, Vigo tiene opciones con respecto a su puerto, puede elegir libremente desarrollarse o no desarrollarse, pero si no hace competitivo a su puerto, las inversiones se irán desplazando paulatinamente hacia otros que hayan resuelto sus conexiones ferroviarias y si Vigo opta por no hacerse competitivo, en el caso menos malo, otros puertos gallegos que habrán resuelto este problema acabarán ocupando este espacio. Estamos hablando de las grandes conexiones ferroviarias: al menos corredor Noroeste y salida sur. Estas decisiones son a muy largo plazo y ni el alcalde de Vigo ni yo, cortaremos ninguna cinta inaugural. El desarrollo de las infraestructuras ferroviarias lleva mucho tiempo: ¿es necesario recordar que el AVE aún no ha llegado a Vigo? Recordemos que las decisiones al respecto se tomaron en 2002 y hubo quien prometió dimitir si el AVE no llegaba en 2009. No lo digo como reproche sino como ejemplo del tiempo de desarrollo de estas infraestructuras. No podemos perder más tiempo y hay que reclamar que la adecuación del Corredor Atlántico se inicie cuanto antes y por supuesto, el estudio informativo que reclamamos justamente a ADIF y al Ministerio. Vigo y Galicia lo demandan.

*Presidente del Puerto de Vigo

Compartir el artículo

stats