SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La logística y el puerto: un futuro compartido

El sector de la logística, que aporta más de 2.000 millones de euros al Producto Interior Bruto de Galicia, emplea a más de 50.000 personas y agrupa a más de 12.000 empresas. Al menos de acuerdo con los datos anteriores a la crisis actual, constituye uno de de los sectores claves de la economía gallega, y confiamos en que lo siga siendo por el bien de todos. Ahora bien, para que esto sea así, tiene que enfrentarse a diversos retos, de carácter general unos, y particular otros, mas todos ellos importantes: entre los primeros, la evolución de una logística digital a una logística 4.0, como parte de la economía o industria 4.0; el cambio de un transporte multimodal a un transporte sincromodal, con el uso intensivo de tecnologías que permitan incorporar a todos los modos de transporte; y, en fin, la inserción en la estrategia integral de optimización logística, que aspira a convertir a nuestra Comunidad en una gran plataforma logística.

Junto a estos retos de carácter general, hay otros, como decía al principio, de carácter particular, y estos, en el caso de las empresas que desarrollan su actividad, directa o indirectamente, en el puerto de Vigo, están vinculados a los retos de este último, de tal forma que si éste no los resuelve el futuro de aquellas se verá seriamente comprometido. A este respecto, no puede ignorarse que el puerto tiene que abordar cuanto antes cuestiones relacionadas con la terminal de transbordadores, los nuevos muelles comerciales o la conexión ferroviaria con nodos logísticos intermodales, como es el caso de la Plataforma Logística Salvaterra-As Neves (PLISAN). Pero también otras, relativas a la innovación de servicios, la renovación de estrategias comerciales y la reducción de cargas burocráticas, en el ámbito de un Comité Logístico-Portuario para la Competitividad Portuaria, cuya creación Logidigal propuso en su día.

Pero esta competitividad, decisiva para el puerto y las empresas logísticas, pasa por otro elemento cuyo análisis no se puede soslayar, y es el de la superficie portuaria. Es una realidad que el puerto carece del espacio necesario que le permita hacer frente, con rigor y solvencia, a la competencia de otros puertos, lo que hace que algunas navieras se planteen puertos alternativos, con la pérdida de tráficos que ello comporta. En este sentido, Logidigal sugirió diversas opciones, no necesariamente excluyentes, como el terreno de Renfe en Guixar, el suelo del Museo en Rande o el espacio de Vulcano, aún a sabiendas, en este ultimo caso, de la controversia existente, una controversia que requeriría una solución amistosa, teniendo en cuenta los intereses en presencia, también los del puerto, que nos parece que están siendo obviados. En esta solución reside en gran medida el futuro del puerto, y el nuestro, el de las empresas logísticas, un futuro compartido.

*Secretario General de Logidigal

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats