Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ausencias en el Corredor Atlántico

El pasado 14 de septiembre he visto publicado un artículo de opinión del expresidente de la Xunta de Galicia y expresidente de Puertos del Estado, D. Fernando González Laxe, sobre infraestructuras ferroviarias y al que, como presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra y en representación del tejido empresarial de Pontevedra debo hacer algunas consideraciones.

En primer lugar, me extraña la mezcla de conceptos. En el titular se mencionaba el Eje Atlántico (como se conoce la conexión de Alta Velocidad de la fachada atlántica gallega), sin embargo, el texto versa sobre los corredores de la Red de Transporte Europea. Curiosamente se califica al Corredor Atlántico ferroviario de mercancías de la UE como un anexo de un "Corredor Central" cuya existencia es inédita, para después rebautizarlo como Corredor Central-Atlántico.

Viene bien recordar que la gestación de la Red Transeuropea de Ferrocarril de Mercancías (conocida como Red TEN-T) se inicia en 2001. La definición de sus nueve corredores ferroviarios data de septiembre de 2010. La primera versión del mecanismo "Conectar Europa" es del 2013, año en el que ya seis de los nueve trazados iniciales operan con normalidad, entre ellos el Corredor Atlántico y el Mediterráneo.

Desde el 2013 la CEP ha reclamado que se dote Galicia de infraestructuras que permitan superar su condición periférica y su aislamiento, además de dinamizar su economía y favorecer la conexión con Europa y el resto de continentes. Somos conscientes de las ventajas estratégicas de una logística fuerte y no renunciaremos a ella. Queremos un Corredor Atlántico que conecte los puertos de interés general de Galicia con plataformas logísticas, queremos Salida Sur hacia el Norte de Portugal y queremos una conexión de Alta Velocidad el centro de la Península.

Dicho esto, llama mucho la atención que en dicho artículo se desconozca la defensa activa, las múltiples iniciativas y reivindicaciones que desde esta Confederación, y en las últimas décadas, mano a mano con otras muchas organizaciones empresariales y entidades públicas y privadas -empezando por los propios gobiernos autonómicos de Galicia, Asturias y Castilla-León-, se han llevado a cabo para presionar por la modificación del trazado inicial, que excluía al noroeste peninsular.

Por aludir a las más relevantes y recientes, citaremos el Foro Ferroviario sobre la vertebración ferroviaria de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal organizado en enero de 2017 por la CEP y el Eixo Atlántico; la defensa de la inclusión del noroeste peninsular en el Corredor ante el presidente de Portugal, en la Cumbre Hispano-Lusa celebrada en CEOE en abril de 2018; la constitución de la Plataforma Atlántico Noroeste como gran lobby de empresarios y CC AA de Asturias, Galicia y Castilla y León en julio de 2018; la celebración del Encuentro para el Impulso del Corredor Atlántico Noroeste de enero de 2019 en la Ciudad de la Cultura o la invitación a la CCDR-N para que incorporarse a la PAN, en febrero de 2019.

Todas estas iniciativas dieron sus frutos cuando en diciembre del 2017 se logró que el Ejecutivo nacional solicitara la inclusión del noroeste. Los trazados ampliados fueron aprobados en junio de 2018 y Adif incluye desde febrero del 2019 en sus mapas los tramos León-Vigo y Vigo-A Coruña como prioritarios.

En la CEP, acostumbrada a sumar, aportando en positivo a favor del progreso y el desarrollo, conocemos lo árido y solitario que puede ser este camino, en el que, a menudo, nos encontramos piedras, obstáculos y hasta muros, personas que restan, que destruyen e incluso algunas cuya única devoción se ampara bajo la triste máxima del "Divide y vencerás". Lamentamos las ausencias, que desde el principio y hasta ahora han sido y son muchas. Envidiamos el compacto bloque de los empresarios de otros territorios, cuyos "pesos pesados" se han unido en torno a su propia causa común. Y a pesar de todo, mantenemos la mano tendida, e invitamos y abrimos la puerta a todos los que quieran unirse a esta causa justa y necesaria.

No cejaremos en nuestro empeño, perseveraremos en nuestro objetivo, de forma individual si es preciso, o colectivamente junto a nuestros socios, aceptando la ayuda y aportaciones de todas las personas, instituciones, organizaciones o entidades, públicas o privadas que nos quieran acompañar hasta hacer de este sueño una realidad. Todos están invitados, como lo han estado siempre.

*Presidente Confederación de Empresarios de Pontevedra

Compartir el artículo

stats