Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Si no la dejas a tiempo, capotas

"Estoy pensando en dejarlo", del enrevesado Charlie Kaufman (guionista de "¿Quieres ser John Malkovich?", 1999), puede uno dejarla en los primeros 20 minutos -casi monólogo en coche de la chica- y no pasa nada. Incluso a un raro amigo que la haya visto (Netflix) se le puede decir, quedando bien, que la has dejado por antigua, con ese empeño en ponerte a prueba a ver si aguantas y luego a ver si la entiendes, tipo el primer David Lynch (a un amigo de media edad) o el primer Alain Resnais (a uno mayor-mayor). Ahora bien, si sigues adelante y dejas que Kaufman de la segunda vuelta de tuerca y te meta en casa de los padres del chico ya estas listo, pues capotas (literalmente: te da la vuelta) y no podrás salir hasta verte tratando de interpretar los delirios finales, como en los 60 del XX en un cine-fórum. Luego te quedará dentro y no se irá, aunque aún sea pronto para decir nunca.

Compartir el artículo

stats