Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso Villagómez.

Castelao y Galicia

Galicia se desangraba como el resto de España cuando Alfonso R. Castelao hacía lo imposible por salvar el Estatuto de autonomía que en 1936 habían aprobado los gallegos. Un Estatuto que refundía el pensamiento fundamental de Castelao frente al intolerante y avasallador centralismo. Porque Castelao fue un federalista convencido que aspiraba a la autonomía plena de Galicia dentro del marco de una peninsula ibérica confraternada política y culturalmente. Castelao solo llegó aceptar la idea del independentismo para Galicia justificada entonces, según sus propias palabras, " por el terror y la barbarie del falangismo".

Cuando todos los 25 de julio los socialistas gallegos rinden tributo a Castelao, están reivindicando el federalismo y el gallegusimo que impregna la obra del más grande de los ideológos de nuestra tierra. En 'Sempre en Galiza' se encuentra lo "fundamental" del pensamiento de Castelao. 'Sempre en Galiza' es una obra compleja e incluso contradictoria, con partes literarias brillantísimas y disquisiciones culturales de apretada lectura. Fue escrita en diferentes momentos y la impronta de cada época se refleja en el texto. De 'Adro' al 'Cuarto Libro' hay sensibles diferencias, pero aun así podemos encontrar en este libro todo lo que Castelao había dicho y lo que había hecho.

Pero Castelao no es patrimonio de una sola ideología política. Castelao es universal como su palabra. Castelao murió antes de que el nacionalismo gallego se articulara en la vertiente soberanista e independentista. Castelao vivió defendiendo la idea de una confederación en donde Galicia recuperara su personalidad histórica y dispusiera de sus derechos a decidir el futuro con libertad y hermandad con todos los demás pueblos de España.

Compartir el artículo

stats