25 de julio de 2020
25.07.2020
Faro de Vigo

Cuatro Cosas

25.07.2020 | 03:48
Cuatro Cosas

- De parte de avecilla, que convendría que os fijaseis bien en los invitados que hoy acudirán a los dos escenarios en los que conviene que no perdáis ripio. O sea, en la catedral –con presencia del rey don Felipe– y en la corte jacobea, donde se citará la creme de la creme. Porque al –o a la– que no esté en ninguno de ellos ya lo podéis dar por políticamente fallecido, y al que solo acceda a uno, en la agonía. Lo que no quiere decir que la presencia dual signifique forzosamente un arreón hacia arriba en el escalafón. Hay dura competencia... ¡Oh, yeah...!

- El pájaro, creedlo, se divierte mogollón con todos esos ruxerruxe, porque se acuerda de ceses y nombramientos sui generis que contó aquí en su momento. Desde un alto cargo ministerial –y antes en el entorno xunqueiro– que se enteró de su cese en un avión camino de Londres hasta un conselleiro nombrado por teléfono móvil cuando regresaba a su domicilio al finalizar la jornada. O una conselleira –ya ex– que era la número diez de la lista de posibles y fue subiendo a medida que los anteriores decían "no". Y llegó, llegó. Jo€

- En todo caso, dejad que, por recomendación de avecilla, insista el filtrador enmascarado en que aquí hay muy mala milk, a la vez que imaginación. Verbigracia: en el suroeste se está formando una nueva cofradía, que se bautizará pronto, como la de "Os Esperanzados" y estará formada por aquellos que, ocupando puestos muy secundarios en la lista del PPdeG, aguardan que los varios conselleiros que tienen por delante sean nombrados de nuevo. Eso significaría que los cofrades tendrían escaño propio, buen sueldo y canonjías diversas. ¡Hosanna...!

- Y luego está lo de la Cámara funeraria, o sea, el Senado. Porque es muy probable que al formarse nuevo Parlamento galaico. los que allí ocupen plaza de representación de la Autonomía, cambien. lo que afectaría quizá a Elena y a Jesús, los últimos en atravesar las puertas giratorias por su parte derecha. Y con cierta rapidez, porque en el lado contrario –la izquierda, of course– hay una cola de podemitas y psoeciatas que llega de Madrid a Aranjuez. Pero los apóstoles de Pablo apenas tienen opción. ¿Capisci...?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook