Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Parte de guerra (17): Un contraataque muy modesto

Una buena amiga, desconcertada por la maligna inteligencia del virus, me dice que es como un castigo divino o de una fuerza superior. Un buen amigo, siempre informado y poco dado a conspiraciones, dice que podría tratarse de una criatura de laboratorio que se le ha escapado a alguien. Sin embargo, ha habido muchas epidemias a lo largo de la historia, siempre devastadoras y distintas, y si esta es mundial es porque la sociedad se ha mundializado. Lo que sucede es que hemos ido ampliando el imperio humano sin tener en cuenta al resto de la creación (o como llamemos a lo que hay), y ese resto sigue ahí compitiendo con nosotros por hacerse un sitio. En realidad somos nosotros los que nos hemos expandido muchísimo más allá de lo que correspondía a nuestro nicho biológico, y ahora nos hemos topado con la guerrilla, como antes o después le acaba ocurriendo a cualquier imperialismo.

Compartir el artículo

stats