Hace 130 años | 28-03-1890

Dimisión irrevocable de Genaro de la Fuente

Genaro de la Fuente presentó su dimisión irrevocable como director interino de las obras que gestionaba el Ayuntamiento de Vigo. El arquitecto consideraba que no se daban las condiciones necesarias para desarrollar su labor. Además, no se seguían sus consejos. Las discrepancias con el ente municipal incluso provocaron que se rechazaran varios proyectos que había presentado en los últimos meses. Desde el Ayuntamiento de Vigo se intentó que reconsidera su postura, algo que fue imposible.

El Banco de España estrena teléfono

La fábrica de conservas propiedad de Marcelino Barreras y también la sucursal del Banco de España ya tenían teléfono. Así lo desvelaba el Decano, al informar también que el número de unidades ya casi superaba las cien instaladas. Las obras continuaban a buen ritmo y las solicitudes era numerosas. Las primeras que se atendían eran las que procedían de las empresas y los organismos oficiales.

Hace 100 años | 28-03-1920

Asamblea de los dependientes de comercio

La Asociación de Dependientes de Comercio anunció la convocatoria de una asamblea en Vigo. A la misma acudirían representantes de toda Galicia. La entidad realizaba este llamamiento tras comprobarse que no se había cumplido parte del acuerdo que se había firmado varios meses antes. En el mismo figuraban la regularización de los salarios y la unificación de criterios sobre las horas trabajadas. Aunque no existía una convocatoria de huelga, los representantes de la asociación no descartaban esa opción. La asamblea también serviría para confirmar a sus responsables en sus cargos.

Atrapados en la estación de Monforte

Los viajeros del tren que tenían como destino Madrid y habían quedado atrapados en Monforte de Lemos decidieron volver a Vigo después de casi tres días en la estación lucense. La comunicación ferroviaria con la capital de España no se había podido reanudar debido a la nieve. Este problema también afectó a las comunicaciones con A Coruña.

Hace 50 años | 28-03-1970

Aparcar comienza a ser de pago

La Asociación Nacional de Inválidos Civiles se hacía cargo de la vigilancia de varios lugares de aparcamientos en algunas calles de la ciudad. Se le había concedido autorización para cobrar por aparcar en Balaídos, el Castro, A Guía y varias calles del centro de la ciudad. Según el anuncio, el horario de pago sería de nueve de la mañana a nueve de la noche. Cada usuario pagaría cinco pesetas como tarifa única y diaria. La nueva normativa entraría en vigor de forma inmediata, según el ayuntamiento. Toda la recaudación estaría destinada a los miembros vigueses de la asociación, que también se encargarían de la vigilancia de los estacionamientos.

Visita de escolares rusos

Un gran número de escolares rusos visitaron la ciudad después de viajar en dos grandes buques. No era la primera vez que esto sucedía en Vigo. Las embarcaciones realizaban una gira por diversos países europeos. La programación para los estudiantes incluían varias excursiones por la comarca y también a Santiago.